Inspeccionan centros de matanza clandestinos

Metrópoli 04/08/2014 00:02 Actualizada 09:50

La dirección de Fomento y Regulación Sanitaria en el estado ha recibido cuatro reportes de centros de matanza clandestina de reses, casos que incrementaron a raíz de la clausura de los rastros en San Juan del Río y Corregidora.

Alejandro Tenorio Barrientos, director de Fomento y Regulación Sanitaria, dijo que hasta ahora se han revisado dos de los cuatro lugares reportados, donde sólo han detectado pieles curtidas, y que no son evidencia certera de que en los sitios reportados se hayan sacrificado los animales con anterioridad.

“Lo que hemos detectado en estos lugares es el curtido de piel y demás, pero no con la evidencia de la matanza, posiblemente sí la haya (centros clandestinos), pero hasta el momento no los hemos podido detectar”, indicó.

Aseguró que seguirán las revisiones en atención a los reportes que se reciban, ya que reconoció que los mataderos clandestinos podrían haber aumentado a causa de la clausura de los rastros municipales.

El funcionario recordó que la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) fue la responsable de colocar los sellos de clausura en los rastros de Corregidora y San Juan del Río, luego de haberse detectado presencia de clembuterol en las reses introducidas; hasta el momento ambos centros de matanza continúan sin operar.

En el caso de San Juan del Río, el área de matanza de ganado bovino permanece clausurada, pero se ha permitido que siga operando el área para sacrificio de porcinos, a fin de evitar afectaciones a los introductores de este animal.

El director de Regulación y Fomento Sanitario dijo que la dependencia ha advertido a los productores de la región que la matanza de ganado en centros clandestinos está prohibida porque se presta para el sacrificio y comercialización de productos cárnicos insalubres.

“La matanza de reses está permitida exclusivamente en los rastros acreditados y lo que los productores de San Juan del Río y Corregidora tienen que hacer es que se les permita la matanza en el rastro de Querétaro o el de Pedro Escobedo, que es el que se encuentra más cercano a la zona”, dijo.

Al respecto, el diputado local Gerardo Sánchez Vázquez aseguró que continuarán las reuniones con autoridades de salud, productores y representantes municipales para conocer las alternativas que puedan generarse a corto plazo ante el cierre del rastro en San Juan del Río.

Reconoció la necesidad de hacer las mejoras pertinentes al rastro de San Juan para que pueda operar con la garantía de que los productos no afecten la salud del consumidor.

“Si en este momento la Cofepris hace un cierre temporal del rastro es porque tenemos que corregir ciertas circunstancias en beneficio de toda la población. Yo he entrado al tema buscando que la salud pública esté privilegiada en el sentido de la protección en todos los ámbitos; que quien va y compra un kilo de carne tenga la seguridad de que está debidamente tras de ello la supervisión y control”, dijo.