Clausuran niños curso de verano en la universidad

Metrópoli 04/08/2014 00:02 Actualizada 03:30

Cerca de 150 niños encabezaron la clausura del curso de verano inclusivo “Los niños viven la UAQ” en la capital queretana, el cual tuvo el propósito de acercar a la Universidad Autónoma de Querétaro a la sociedad, donde por segunda ocasión se trabaja con la perspectiva de inclusión a los niños con discapacidades.

Magali Aguilar Ortiz, titular de la Secretaría de Extensión Universitaria, en representación del rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, agradeció a los padres de familia por la confianza puesta en esta de casa de estudio al permitir que sus hijos formaran parte de las actividades.

“En este curso hay una gran vivencia, tanto por parte de los niños que participan en ella, como de nuestros universitarios; la idea es que sus hijos conozcan y vivan la universidad, para que los niños tengan la ilusión de que el día de mañana deseen estudiar aquí y busquen ser unos profesionistas que nos ayuden en el desarrollo y crecimiento de nuestro país”, comentó.

En la clausura, Edna Ruiz Silva, coordinadora del curso de verano, detalló que se contó con la participación de niños de entre cinco y 13 años, los cuales se divirtieron en distintas actividades culturales y artísticas, deportivas, científicas, de lectura y robótica; así como en talleres de autoestima y valores incluyentes.

Además, agradeció el apoyo por parte de los más de 50 estudiantes que participaron por medio del Servicio Social y voluntariado de distintas facultades como Psicología, Derecho, Lenguas y Letras, Bellas Artes, Informática y Ciencias Políticas y Sociales, por mencionar algunas. También destacó la participación de los diversos profesores y grupos de vigilancia y apoyo, todos, cuyo fin fue brindar la atención necesaria.

En la ceremonia, los niños demostraron lo que aprendieron durante el curso, como lo fue los diseños de la construcción de máquinas simples, así como en la clase de robótica.

Mientras que en teatro interpretaron un cuento de su propia autoría, siendo la presentación de la estudiantina infantil, a cargo de Ángel Fernández Nieto, la más aplaudida.