Persiste riesgo en zona de incendio

Metrópoli 04/06/2014 00:02 Actualizada 03:30

Los trabajos continúan en la zona del incendio que se originó el pasado lunes en una empresa almacenadora de residuos industriales ubicada en el parque industrial Bernardo Quintana, señaló el director de la Unidad Municipal de Protección Civil, Emanuel Reséndiz Bautista, quien aseguró que el riesgo persiste al comenzar a remover los químicos que todavía se encuentran al interior del almacén.

Luego del siniestro que se produjo cerca de las nueve de la mañana en la empresa Recoquim, y que generó una alerta al explotar varios contenedores con residuos químicos, los trabajos se mantuvieron en la zona, pues dentro de lo que un día fueron bodegas de almacenamiento de residuos químicos, aún permanecen diversos contenedores con material aún desconocido.

En este sentido y después de 24 horas de haberse presentado el hecho, diversas autoridades realizaron algunos recorridos en el sitio, con la finalidad de resguardar y evitar cualquier percance mayor.

Reséndiz Bautista, de la Unidad Municipal de Protección Civil de El Marqués, no se apartó del lugar del accidente, junto con elementos de Bomberos voluntarios de la demarcación.

“Ahorita lo que nos preocupa o en lo que estamos enfocados es en cuidar los remanentes que quedaron, por que varios de ellos pueden reaccionar con el agua; el riesgo todavía tenemos, no ha dejado de haber y claramente no sabemos, desconocemos qué es lo que hay allá dentro, estamos esperando el manifiesto por parte del empresario, para ver como empezamos a actuar con eso. Ahorita esperamos también de las condiciones del clima que no nos vaya a llover y ver la posibilidad de que uno de los químicos de adentro no reaccione con el agua”, puntualizó el funcionario.

De igual forma refirió que en torno al tema del escurrimiento del líquido que fue dirigido hacia las alcantarillas, aún se desconoce el tipo de material que era; sin embargo fue necesario colocar varias toneladas de tierra en las calles donde se presentó el escurrimiento, con el fin de evitar cualquier riesgo.

Señaló que de los cinco empleados de la empresa que resultaron lesionados tras la explosión, tres ya fueron dados de alta y dos se encuentran hospitalizados y su estado de salud es estable.