Bernal, pueblo mágico y ancestral

Metrópoli 03/08/2014 00:02 Actualizada 03:30

Querétaro tiene un sin fin de atractivos turísticos que locales y extranjeros pueden visitar y admirar.

Bellezas naturales que una entidad federativa de apenas 11, 699 kilómetros cuadrados puede ofrecer como patrimonios de la humanidad. Tal es el caso del pueblo mágico San Sebastián Bernal, fundado en 1642, es uno de los espacios históricos, culturales y naturales más importantes del estado.

Ubicado a 45 minutos de la capital queretana, Bernal tiene como principal atractivo turístico a la Peña de Bernal, un monolito con 350 metros de altura en el que se pueden realizar actividades de senderismo para escaladores.

Este pueblo mágico cuenta con el templo de San Sebastián Mártir, una iglesia construida desde 1700 que a la fecha conserva la mano artística indígena en su estructura arquitectónica, así como una especie de vitrales coloridos que anuncian la historia católica de la religión.

San Sebastián Bernal también cuenta con una gran variedad de recorridos turísticos por la ruta del queso, el vino, los patrimonios inmateriales de la humanidad.

En el sitio, los visitantes pueden encontrar innumerables souvenirs hechos por artesanos indígenas que elaboran objetos que van desde muñecos, tazas, collares hasta cuarzos.