Destacan ventajas de formar parte de CAMe

03/06/2016
01:38
-A +A

Hasta hace cuatro años la calidad del aire en el estado era óptima y no rebasaba los niveles permisibles de contaminantes, informó el coordinador del Centro de Estudios Académicos sobre Contaminación Ambiental de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Miguel Ángel Rea López, al señalar las ventajas que tendría la entidad al ser parte de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe).

Indicó que, desde principios de 1980 y hasta 2012, la Universidad realizó el monitoreo de la calidad ambiental, sin embargo, el proceso se suspendió porque los aparatos de la institución deben operarse manualmente, cuando lo ideal es tener un proceso automático que generen mediciones de la calidad del aire cada cinco minutos.

“Se analizó por cierto periodo no sólo partículas, sino otros contaminantes, pero actualmente el monitoreo por parte de la Universidad está parado precisamente por falta de financiamiento, ya que el monitoreo requiere equipo costoso y de individuos que trabajen haciendo estas mediciones”, destacó.

De acuerdo con el académico, durante el periodo en que la Universidad realizó el monitoreo la calidad de aire en el estado era óptima, ya que no superaron los niveles permisibles de contaminantes.

Subrayó la importancia de que se genere un monitoreo en tiempo real de la calidad del aire, situación que podría ser posible si Querétaro logra ser parte de la Megalópolis.

El secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado, Marco del Prete Tercero, dijo que este año la entidad podría formar parte de este sistema, y con ello establecer mejores herramientas.

Miguel Ángel Rea López aseguró que la propuesta sería de gran beneficio, ya que la demarcación accedería a recursos de fideicomisos que apoyan y promueven proyectos ambientales.

Comentó que dentro del sistema existen programas que apoyan la creación y acondicionamiento de redes de monitoreo de la calidad del aire. Actualmente, estas mediciones las desarrollan la Sedesu, pero formar parte de la Megalópolis ampliaría la posibilidad de contar con un Centro Estatal de Monitoreo de la Calidad del Aire.

Advirtió que los equipos y las propias mediciones son muy costosas –hasta medio millón de pesos por estación–, en comparación a los pocos recursos que se asignan.

“El hecho de que Querétaro se parte de este grupo de estados, se forjarían mejores condiciones para monitorear continuamente la calidad del aire. Quizá esto abra la posibilidad para que se creen fondos bien financiados, que den el recurso que se necesita”, dijo.

Destacó la importancia de que con los recursos que se obtienen de la verificación vehicular se genere un fondo para solventar los gastos de adquisición de los aparatos que se utilizan.

“Con la verificación se asegura que los automóviles emitan contaminantes en niveles permitidos, y seria buenísimo tener el sistema para que se obligue a todo el mundo a tener verificación y la doble verificación sería algo que se tendría que evaluar”, añadió.

Respecto a la viabilidad de implementar el Hoy no circula en la entidad, apuntó que esta herramienta debe derivarse del monitoreo que se realice de los contaminantes atmosféricos: “Es algo que tendría que esperar estos estudios, para que se analice la pertinencia”.

Puntualizó que no sólo los automóviles, el transporte público o las industrias generan contaminantes, sino que son los ciudadanos los principales responsables de generar partículas dañinas al ambiente:

“La ciudadanía señala que son las industrias los principales generadores de contaminación, pero estas existen para la fabricación de bienes que utilizan los ciudadanos”.