Anuncian una campaña para la regulación de predios

03/03/2016
01:24
-A +A

En el municipio de Querétaro existen 290 colonias irregulares, cuya legalización se agilizará en colaboración con el Colegio de Notarios, con quienes se firmó un convenio; esto, a través de una campaña de regularización.

Marcos Aguilar Vega, presidente municipal, habló de la necesidad de regular estos predios para mejorar las condiciones de vida de las familias, a través del otorgamiento de servicios municipales; esto se suma a la visión de ordenamiento plasmado en el Plan Municipal de Desarrollo:

“La generación de un programa que está orientado a la regularización de asentamientos irregulares, me refiero a 290 colonias del municipio que requieren de la atención del gobierno municipal y poder prestarles los servicios que el municipio está obligado a otorgar; por eso hemos suscrito un convenio con el Consejo de Notarios”.

Con el convenio se formaliza la colaboración entre entidades y se ofrecen facilidades en el cobro de escrituración de títulos; el costo de la escritura varía en relación con el valor de la propiedad, y se prevé que con este programa se establezca un costo menor.

Las personas que se encuentren en un predio irregular deben organizarse como asociación de colonos e inscribir sus predios ante el municipio y deben cumplir ciertos requisitos.

Estos requisitos son: que los predios no hayan sido constituidos como colonia, tener una antigüedad mínima de tres años, contar con por lo menos dos servicios básicos, que el asentamiento esté ocupado a 40% por familias y que no esté el predio en litigio. 
El edil también dio cuenta que venderán los bienes inmuebles no estratégicos, el recurso obtenido será destinado a obra pública, que en principio podría ser la ampliación a cuatro carriles del Camino a Mompaní, desde Avenida de la Luz hasta el anillo vial Fray Junípero Serra, una obra que cuesta 110 millones de pesos.

En dos semanas se tendrá listo el padrón de bienes inmuebles no estratégicos con los que cuenta el municipio, predios que por sus condiciones actuales no son convenientes para ejecutar obra pública en ellos.