Salud alerta de accidentes en niños

Metrópoli 03/01/2016 01:15 Actualizada 01:43

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud, durante la temporada vacacional la mitad de las atenciones que se registran en ese periodo en centros de salud están relacionados con menores de edad, ya que aumentan los accidentes debido a que los niños están mayor tiempo en su hogar.

Se calcula que entre cinco y seis de cada 10 atenciones en centros de salud y urgencias médicas, durante las vacaciones, son a menores; niños entre los 5 y 14 años, quienes sufren algún accidentes en el hogar o en automóviles.

Los especialistas indican que cuando los pequeños no van a la escuela tienen más tiempo “de ocio”, por su naturaleza son traviesos y curiosos, lo que los pone en situaciones de riesgo, dentro de sus casas.

Aunque el periodo de vacaciones para el ámbito gubernamental, termina este domingo 3 de enero, los menores regresarán a las aulas [en el sistema de educación básica] el próximo día 7; sin embargo, se mantienen recomendaciones básicas para evitar accidentes dentro de las casas, así como en la calle por el próximo regreso de la gente.

La casa es uno de los lugares donde comúnmente ocurren los accidentes, como quemaduras, cortaduras, caídas, golpes, entre otros.

Por ello se recomienda que en la cocina se evite la entrada y juegos de los menores a la cocina, cuando un adulto prepara alimentos; colocar el mango de los sartenes hacia adentro de la estufa; poner las ollas al fondo de la estufa; antes de dormir verificar que las estufas se encuentren perfectamente apagadas, evitando la fuga de gas hacia el interior del hogar y dejar fuera del alcance de los pequeños cuchillos y tenedores.

En el baño se deben usar siempre sandalias y pasamanos en baños para adultos mayores; nunca dejar solos a los menores en tinas mientras se bañan; no jugar dentro de ese espacio; guardar rastrillos o navajas para rasurar; dejar fuera del alcance de losinfantes perfumes, cosméticos, champú, medicamentos y rotular con leyendas como “Veneno” o “Peligro”, las botellas que contengan sustancias como cloro, aguarrás, petróleo, entre otros.

En los exteriores como: azotea, jardín y calle evitar que los niños suban a la azotea, nunca jugar con tomas eléctricas; no comer frutos silvestres, como manzanas, plantas aromáticas y evitar jugar en las calles o avenidas, y mejor acudir a parques o lugares recreativos.

De los casos de accidentes en menores, se estima que 90% es por incidentes no graves y 10% con lesiones de seriedad, generalmente porque el niño sufrió algún accidente automovilístico, fue atropellado o cayó de un sitio muy alto.

Para el regreso. Según datos de la Secretaría de Salud, 13% de los accidentes de tránsito son causados por vehículos en mal estado, por lo que es necesario revisar de forma periódica las llantas y los niveles de todos los dispositivos del automóvil, procurando seguir con los planes de mantenimiento del coche; las fallas en las llantas son la primera causa de accidentes.

El uso del cinturón de seguridad y el uso de sistemas de retención infantil (SRI) se deben usar siempre que se aborde un automóvil; los niños nunca deben viajar en los asientos delanteros de los automóviles, porque en caso de un accidente, los cinturones de seguridad no les protegerían correctamente y las bolsas de aire delanteras podrían provocarles graves heridas al activarse.