Reducción en gasolina no generó expectación

Metrópoli 03/01/2016 01:15 Actualizada 01:40

Luego de la reducción del precio de los combustibles a partir del primer minuto de enero, las gasolineras de la capital laboraron de manera normal, incluso con menos usuarios que en un día ordinario, pues muchos ciudadanos están de vacaciones.

Gasolineras ubicadas sobre el bulevar Bernardo Quintana, el libramiento vial Fray Junípero Serra y avenida Constituyentes presentaron incluso menos movimiento de clientes, debido a los días de asueto.

Los automovilistas consultados señalaron que notaron que por menos dinero su tanque de gasolina se llenaba más, aunque el número de automovilistas era reducido.

De la misma manera, muchos de los automovilistas fueron sorprendidos por la reducción del precio de los combustibles, pues a pesar de ser la primera vez que se presenta esta situación, desconocían de la reducción del precio.

Despachadores de combustible en diferentes estaciones de servicio manifestaron que el flujo de clientes fue menor que en días normales, además de que usuarios compraron la misma cantidad de gasolina o diesel que el año pasado, antes de la reducción del precio.

Algunos comentaron que quienes verán mayor beneficio serán los operadores de transporte público, como taxistas y operadores de autobuses, que tendrán que invertir menos en llenar sus tanques para continuar trabajando.

Además, los despachadores, en su mayoría, dijeron que los primeros días de las quincenas los clientes suelen llenar los tanques de sus automóviles, mientras que los días previos a los días de pago siempre acuden las personas a comprar lo mínimo “para llegar a la quincena”.

Otro punto que destacaron es que la gente compra combustible de manera indistinta, pues cuando aplicaban los “gasolinazos” la gente acudía un día antes a llenar sus tanques, aunque luego volvían a comprar combustible de igual manera, por lo que previeron que esta situación ocurra con el paso del tiempo y cuando los usuarios ya estén acostumbrados.

La gasolina Magna bajó 41 centavos, para costar 13.16 pesos el litro, mientras que la Premium costará 13.98 pesos, 40 centavos menos que en 2015, al igual que diesel bajó 43 centavos, para ubicarse en 13.77 pesos.

Los precios de los combustibles, a raíz de la reforma energética, disminuirán de acuerdo con la ley de oferta y demanda, en espera de la competencia que llegue cuando se abra el mercado a marcas extranjeras.