Piden más atención a cuidado de parques

02/10/2014
01:17
-A +A

Ciudadanos del municipio de Corregidora solicitaron a la presidencia municipal que se atienda y se refuercen las reglas de cuidado en los parques del municipio, sobre todo para aquellas personas que pasean a sus perros y no recogen las heces que éstos desechan.

Esta situación se deja ver en los parques de Misión San Carlos y Candiles, ambos ubicados dentro del municipio de Corregidora, y considerados como unas de las obras más importantes de la administración municipal, ya que cuentan con servicios de juegos, alumbrado público, gimnasios al aire libre y canchas de futbol.

Sin embargo, y pese a que el municipio tiene destinadas a personas “guarda parques” para que cuiden los jardines y se mantengan atentos a que no sean víctimas de vandalismo o destrucción, algunos vecinos de las zonas y usuarios aseguran que éstos se ensucian fácilmente por el descuido de otras personas a causa de sus animales.

Y es que refieren que en reiteradas ocasiones, sobre todo mañana y noche, las personas acostumbran pasear en los parques a sus mascotas, en su mayoría perros. Sin embargo no tienen la costumbre ni la cultura de recoger los desechos de sus animales, es decir, sus heces.

“Existen señalamientos que indican que se debe cuidar el parque, que no se tire basura, que no se maltraten los aparatos ahí colocados y que se recoja la popó que lleguen a hacer sus perros, pero la mayoría de las personas no lo hace de esta manera, dejan que su perro haga sus necesidades, y ahí dejan lo que hacen, no hay una cultura sobre lo que deben hacer”, comentó la señora Hilda N., una de las visitantes.

“Hay ocasiones en que las personas sí traen su bolsa para recoger las heces de sus perros, porque incluso hay botes colocados que son especiales para ese tipo de desechos, pero otras personas sólo dejan que sus perros y a veces son perros grandes, que hagan sus necesidades y ahí la dejan, lo que provoca que el parque comience a generar malos olores, e incluso cuando se seca, que vuele esa suciedad y sea una fuente de contaminación”, señaló Joaquín Zúñiga, habitante de Misión San Carlos.

En este sentido, los habitantes comentaron que es indispensable que la autoridad municipal coloque mayores reglas que generen una mejor conservación del parque, incluso multas, y la restricción de que se pasee a mascotas en estas zona, ya que son niños y personas de la tercera edad los que también hacen uso (con mayor frecuencia) de este tipo de espacios públicos.

“Puede ser muy difícil detectar a las personas que no tienen la cultura de recoger lo que hacen sus perros, pero sí es necesario que el municipio establezca nuevas reglas para ello, porque son nuestros hijos los que conviven en estos espacios, nosotros como padres de familia, son zonas para nosotros, y debemos de cuidarlos”, aseveró Mariana Solís, vecina de Candiles.

La situación se agrava cuando llueve ya que se reblandecen las heces y hace que se escurran o se queden impregnadas en tierra y pasto.