Aracnario de la UAQ abre sus puertas al público

02/08/2016
01:35
-A +A

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) abrió las puertas del Aracnario de la Facultad de Ciencias Naturales, que alberga 74 especímenes de 63 especies diferentes entre los que se encuentran tarántulas, escorpiones, vinagrillos, ciempiés y tendarapos.

Con el objetivo de ser un espacio de extensión, investigación, divulgación y docencia, este lugar se une al Herpetario y el Cocodrilario para conformar el “Vivario” de la UAQ, mismo que ya se encuentra registrado ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La directora de la Facultad de Ciencias Naturales de la UAQ, Teresa García Gasca, señaló que este aracnario era ya un lugar urgente para la unidad académica que encabeza, al tiempo que confió en que brinde muchas satisfacciones a futuro.

“Es un espacio que se une a todos nuestros otros espacios de manejo ambiental como el cocodrilario, el mariposario, el herpetario, el jardín botánico, y que suman a nuestra labor de promover la conservación de las especies”, dijo la funcionaria universitaria.

El académico Juan Joel Mosqueda Gualito, quien donó la mayor parte de las especies, apuntó que el aracnario también será relevante para los investigadores, docentes y estudiantes, pues hay muchos aspectos como la salud de artrópodos, cirugía e incluso transfusiones para estos animales, que son campos nuevos para la medicina veterinaria y que pueden iniciarse en este lugar.

Actualmente en el aracnario se ex hiben 16 adultos de las especies tendarapo gigante, tarántula tigre de venezuela, escorpión emperador, escorpión negro asiático, tarántula de desierto occidental, tarántula mexicana de rodillas rojas, tarántula mexicana fireleg, ciempiés gigante del desierto de Sonora y tarántula mexicana de dorso rojo, entre otros.

De acuerdo con el biólogo Luis Cuéllar, en el aracnario se realizarán visitas guiadas a grupos —especialmente de niños— para que puedan conocer de forma segura las especies que ahí radican y se impartirán charlas para formar conciencia sobre la importancia que tienen estos animales en el ecosistema, alertando sobre prácticas ilegales de comercialización.

Para visitar el aracnario es necesario agendar una visita guiada con el arquéologo Joel Torices Armenta, encargado del área de Divulgación Científica de la Facultad de Ciencias Naturales de la máxima casa de estudios de la entidad. Notimex