Dueños, indiferentes; terrenos para otros fines

02/06/2016
01:56
-A +A

En la zona centro de la capital existen 16 casonas históricas en riesgo de desplomarse, informó la Dirección Municipal de Protección Civil (PCM) de Querétaro.

Lejos de querer rehabilitarlas sus mismos propietarios desean, en ocasiones, que caigan, para poder hacer uso de los terrenos, aseguró David Jiménez, coordinador del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de Querétaro (ICOMOS).

Agregó que los propietarios dejan de lado criterios como el valor de la arquitectura, o inclusive el valor histórico que tienen y lo único que quieren es disponer de los terrenos. “Son inmuebles que están abandonados desde hace décadas”.

También influye el hecho de que los dueños no pueden hacer modificaciones, pues el INAH es la autoridad responsable de estas edificaciones. A pesar de que hay intención de autoridades en la materia, de los tres órdenes de gobierno, no se puede hacer la inversión de recursos públicos en propiedades privadas; “el marco jurídico prohíbe el apoyo a los propietarios”.

Consideró, por ello, que sería adecuado implementar acciones como en la Ciudad de México, donde mediante el apoyo de inversionistas privados se realizó el rescate de inmuebles históricos.

Por su parte, el director de Protección Civil del municipio de Querétaro, Fernando Rafael Martínez Garza, señaló que no se pueden tomar medidas preventivas, por la prohibición de ingresar a estos espacios, sólo se han colocado señalamientos para evitar que los transeúntes se acerquen a estas casonas.

Desde el punto de vista de prevención de accidentes, estas casonas representan un riesgo, el cual se aumenta con las lluvias, ya que se reblandecen las estructuras, pues están construidas con adobe. Por lo que el funcionario municipal explicó que es necesario mantener una supervisión constante de estos espacios.

Martínez Garza destacó que los propietarios deben tener una mayor atención a estos inmuebles, a pesar de que no les interese revertir la afectación, ya que en el caso de que las autoridades consideren que representan un riesgo inminente para la ciudadanía, se podrían hacer acreedores a diversas sanciones.

“La lluvia siempre afecta y reblandece las construcciones, es importante que siempre estemos atentos a ellas, lo que podríamos hacer es solicitarle a los propietarios que los atiendan (...) porque si el día de mañana se considera que el inmueble representa una situación de riesgo, probablemente habría una sanción contra el propietario”.