Piden a dueños de bares ser responsables

Metrópoli 02/01/2016 01:36 Actualizada 02:10

El titular del Centro Estatal Contra las Adicciones (CECA), Guillermo Tamborrel, consideró que los propietarios de los centros nocturnos de entretenimiento deben ser más conscientes y competir en servicio y calidad y no en promociones de botellas gratis, propiciando mayor consumo de bebidas alcohólicas entre los asistentes.

Señaló que de por sí en Querétaro el problema del alcoholismo es ya alarmante, pues se estima que 100 mil residentes de la entidad padecen este mal, aun cuando no lo reconocen o lo aceptan.

Ante ello, indicó, se requiere que los antreros, o las personas que venden alcohol sean más responsables: “que su actuación sea mucho más responsable, desde la no venta de alcohol a menores en una miscelánea, en una tienda, hasta en la barra, ser más moderados”.

Comentó que es necesario que los dueños de los antros actúen con mayor responsabilidad al momento de luchar por atraer clientes, evitando promociones que buscan que éstos consuman más bebidas alcohólicas por menos dinero.

“Que compitan por la calidad, por el ambiente que generan, por el servicio que ofrecen y no estar compitiendo en base a quién ofrece más alcohol por la misma cantidad de dinero. Esta inclusive es una competencia que a los antreros no les conviene (...) total que emborrachan a la gente y no hacen dinero, están golpeando su propio bolsillo”, explicó.

Agregó que lo observado en el CECA es que un consumo responsable de bebidas alcohólicas conlleva momento de convivencia tranquila, pero cuando el consumo se excede es cuando se registran los accidentes y ocurren riñas, además de que surgen sentimientos que las personas tienen reprimidos.

“El alcohol en sí es un depresor, por lo mismo la primera etapa del alcohol desinhibe, y esto permite que la gente se explaye y se la pase bien, pero en medida que la ingesta va aumentando, el carácter depresor del alcohol aflora y es ahí donde vienen los problemas”, aseveró.

Precisó que el gran reto del alcohol y de todas las drogas legales e ilegales es alcanzar un consumo responsable.

“Lo que requerimos para abatir el alcoholismo es una mayor concienciación y un actuar con prudencia y responsabilidad, necesitamos empujar esa conciencia”, concluyó.