Impulsan apoyo grupal para pacientes crónicos

Metrópoli 02/01/2016 01:36 Actualizada 09:25

Víctor Alegría Gaytán, director de la Clínica Médica Familiar del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Querétaro, informó que trabajan en grupos de apoyo para pacientes con enfermedades crónico-degenerativas, que son el grueso de consultas del instituto en la entidad.

Apuntó que los grupos de ayuda mutua surgen luego de la integración de varios derechohabientes que padecen cierta patología.

“En este caso estamos enfocados a trabajar con los pacientes crónico-degenerativos, es decir, son aquellos que sufren diabetes, hipertensión, obesidad, que de alguna manera son las patologías que demandan gran atención médica en la clínica, puesto que la mayor parte de nuestros derechohabientes son mayores de edad, es decir, tenemos pacientes de la etapa productiva, alrededor de los 30-40 años, pero nuestra mayor demanda es alrededor de los 60 años en adelante”, aseveró.

Precisó que al tener este tipo de pacientes, las enfermedades tienen estos perfiles, por lo que estos grupos de ayuda fomentan les permite trabajar de manera directa en tratar de hacer actividades que van a redundar directamente en una mejor calidad de vida.

Indicó que trabajan con un grupo interdisciplinario, “es decir, no sólo interviene el médico o la enfermera, sino que aquí nosotros tratamos de hacer un grupo más amplio, con beneficios mayores para el derechohabiente, e incluimos la atención por el sistema de nutrición”.

Explicó que con nutriólogos, activadores físicos y psicólogos tratan de dar a los pacientes mejor calidad de vida y, por tanto, tener bajo control sus enfermedades.

Recordó que la diabetes es una de las enfermedades que ocupa los primeros lugares de consulta en el ISSSTE, justamente por el sector de la población al que brindan atención.

Precisó que estos grupos de apoyo tienen el fin de generar relaciones interpersonales entre los pacientes, con lo que han tenido mucho éxito, porque se han consolidado en las relaciones personales, llevando a cabo actividades juntos fuera de la clínica y veces ellos colaboran con apoyo.

Indicó que los grupos de apoyo mutuo no son nuevos, pues se comenzó a trabajar con ellos en la década de los 40 del siglo pasado en Europa y de ahí comenzaron a verse los beneficios.

Añadió que también sirve para que los pacientes se den cuenta de que en el tratamiento de sus enfermedades no sólo es el medicamento el que debe de actuar, pues también es la actitud con la que se aborda el caso, y lo que tratan de hacer en el ISSSTE es brindar esas herramientas.

Temas Relacionados
impulsan apoyo Para pacientes crónicos