Supervisarán antros, ante temporada vacacional

Metrópoli 01/08/2014 00:58 Actualizada 10:46

Ante el muy probable incremento que habrá en la afluencia de personas en los centros nocturnos de la ciudad derivado de la temporada vacacional de verano, la Dirección de Ecología Municipal estará al pendiente de que estos establecimientos cumplan con los decibeles de ruido permitidos, indicó su titular, César Chávez Nava.

El funcionario detalló que en este año se tienen cuatro multas por ello. Señaló que el límite permitido en el día es de 68 decibeles y por la noche de 65, algunos establecimientos han llegado a sobrepasar los 75.

Recordó que la dependencia durante el primer semestre del año ha atendido 165 quejas de las cuales 64%, es decir, 101 son por exceso de ruido en establecimientos nocturnos.

“Por particular y olores tenemos 35 que es 22%; por contaminación de agua únicamente dos, representando 1%; y en materia de residuos sólidos 20 quejas, que es 13%”, informó.

De acuerdo con Chávez Nava, dicha dependencia se ha dado a la tarea de reforzar los operativos en los establecimientos nocturnos para verificar que se dé cumplimiento al reglamento.

“Especialmente en giros tipo C, como bares y antros; de manera semanal estamos realizando desde los jueves, viernes y sábado constantes supervisiones”, dejó en claro el funcionario público municipal.

Cabe resaltar que la delegación del Centro Histórico es la que cuenta con mayor número de establecimientos nocturnos, toda vez que es la zona más habitada, por lo que la Dirección de Ecología estará muy al pendiente de todas las quejas que pudieran presentarse en esta temporada derivado del exceso de ruido que pudieran ocasionar.

“Por la cantidad de personas que habitan ahí, el Centro Histórico es la delegación que más centros nocturnos tiene, hay otras como Cayetano Rubio donde también existe un número considerable de establecimientos de estas características”, apuntó.

Hace varias semanas, habitantes del Centro manifestaron su inconformidad por el exceso de ruido generado por antros, sin embargo, César Chávez Nava estableció que en esa zona ya no se permite instaurar nuevos establecimientos de este giro.

“Se trabaja en coordinación con la Dirección de Inspección Municipal, ya que ellos verifican las actividades del comercio, y en ocasiones cuando acuden a los centros nocturnos a constatar que no haya menores de edad, y que cumplan con las medidas de seguridad, también nos avisan en dado caso de que el ruido sea superior a los decibeles permitidos", concluyó.