Un gran trabajo efímero lleno de fe y devoción