24 / junio / 2021 | 13:18 hrs.

#Galería| Reflexión y paz, viven Domingo de Ramos

Especiales 15/04/2019 09:15 Actualizada 09:15

El templo de Santa Clara luce lleno de feligreses que con las palmas en mano participan en misa, escuchan la homilía y bendicen sus palmas

Las jardineras de los árboles que rodean al templo sirven para dar sombra a los vendedores de palmas, a las religiosas que venden galletas, rompope y otros productos hechos por ellas, aprovechando la cantidad de personas que acuden este Domingo de Ramos a los templos católicos.

Marco Antonio de la Cruz González, hace la forma de una palma bajo la sombra de un árbol que está frente a la entrada del templo de Santa Clara. El joven originario del Estado de México, del municipio de Atlacomulco, dice que todos los años acude al estado de Querétaro, junto con su familia, a vender las palmas que por tradición realizan.

El obispo se alista. Sale ante los fieles que lo esperan en Santa Clara, les ofrece unas palabras, y la procesión parte hacia su destino.

La gente se detiene cuando ve al séquito que se dirige a la catedral queretana. Algunos, que se dirigían a otros templos se detienen y se unen al contingente. Encabezan los monaguillos, junto con un sacerdote que lleva las escrituras en alto, a la vista de todos.