El viejo billar donde los problemas quedan atrás