Desde Querétaro, Serrat y Sabina se despiden de México