Al rescate, nuevos dueños mantienen abierta la librería “Rulfo”