Se encuentra usted aquí

Negociantes del mundo

El Colegio Asunción impulsó la Feria de Negocios, donde los alumnos crearon stands de diversos países para desarrollar habilidades de liderazgo

Cientos de asistentes, entre papás, alumnos y maestros, tuvieron la oportunidad viajar por el mundo a través de la ‘Feria de Negocios’, proyecto desarrollado gracias a la creatividad de los estudiantes de preparatoria del Instituto Asunción.

Con stands de países como China, Argentina, Brasil, Francia y Alemania, se culminó la segunda fase del proyecto interdisciplinario en el que, desde la planeación, pasando por la decoración y hasta la preparación de los alimentos, corrió por cuenta de los alumnos.

Hace tres meses, el programa inició con un sorteo de naciones en el que participaron los estudiantes que cursan desde segundo hasta el último semestre de preparatoria, quienes se dieron a la tarea investigar todos los aspectos del país en cuestión: historia, filosofía, cultura, gastronomía y sociedad.

El reto fue crear la mejor empresa y ofrecer los productos más redituables; todo bajo un régimen ecológico y sustentable, ya que los stands debieron cumplir con el requisito de ser fabricados con material reciclado como cajas y botellas, evitando productos no biodegradables como el unicel. Además de garantizar cero residuos mediante la separación de basura y la reutilización de materiales.

“En un solo proyecto se unieron muchas materias, cada una aportó algo diferente a la realización de éste, por lo que los alumnos fueron asesorados por maestros de Historia, Filosofía, Economía, Ecología, Ciencias de la Salud y Servicio Social”, compartió la maestra Rossana Padilla, organizadora.

Jorge Burkle Tovar, director del colegió señaló que esta feria enseñará a los estudiantes a trabajar en equipo y a desarrollar habilidades necesarias para su vida futura.

“Este proyecto les brinda muchísimos elementos como tolerancia a la frustración, y por lo tanto, formación de carácter para fortalecer sus habilidades liderazgo y ser emprendedores”, destacó.

Parte de los recursos recaudados de la venta de alimentos y productos será utilizado para reponer la inversión, mientras que un porcentaje será destinado a las distintas fundaciones que la institución apoya en Querétaro.

“Todos son ganadores en muchos sentidos y nosotros como maestros también, al tener la tranquilidad de saber que ellos tienen los elementos para lo que sigue”, compartió la profesora Claudia Vázquez.