“El Zotoluco” regresa al ruedo de corazón

Clase 25/01/2018 12:57 Fabiola Ocampo Actualizada 12:57

Platicamos con el matador retirado Eulalio López sobre su amor por la fiesta brava y su vocación altruista. También nos habló del Festival Taurino de Lujo que organizó para apoyar a los niños de escasos recursos que sufren de debilidad visual.

Con treinta años de trayectoria en el mundo de la fiesta brava y un año de retiro, el matador habló sobre su participación en el ruedo en el Festival Taurino de Lujo, realizado en la Plaza de Toros Santa María.

Fabiola Ocampo

¿Cómo te sientes de pisar nuevamente el ruedo? Me siento ilusionado porque yo nací torero y me voy a morir siéndolo. Aunque este animal sea aún novillo no quiere decir que no corras peligro y me ilusiona porque no lo estoy haciendo por buscar un contrato, ganar dinero o ser famoso

Fabiola Ocampo

¿Cómo se dio la conexión con los participantes? A lo largo de mi vida he hecho relaciones y amigos; en este caso Andi se acercó, los toreros estamos en el mismo barco y sabemos lo que es triunfar y fracasar. El mundo del toreo es muy unido

Fabiola Ocampo

Una tarde llena de colores, altruismo y fiesta brava se vivió en el marco del Festival Taurino a beneficio de la Fundación Zotoluco, celebrada en la Plaza de Toros Santa María, recinto que se vio engalanado con un cartel de lujo para apoyar a la fundación que atiende a niños y adolescentes con discapacidad visual, de escasos recursos.

Fabiola Ocampo

Para esta primera edición, Eulalio López “el Zotoluco” logró reunir al rejoneador Andy Cartagena y los matadores Domingo López, Sebastián Castella, Joselito Adame y Diego Silveti, quienes lidiaron seis ejemplares donados por diversas ganaderías.

Fabiola Ocampo

Llevándose la noche tocó el turno del anfitrión, quien se enfrentó a Agradecido, un novillo de Xajay de 435 kg., con quien tuvo la suerte de que se le concedieran dos orejas por petición del público. Domingo López, Sebastián Castella y Joselito Adame continuaron con esta gran fiesta que pretende repetirse cada año para enaltecer la fiesta taurina con una buena causa.

Fabiola Ocampo