Llenan su vida con pintura

Cultura 22/01/2018 14:30 Rocío G. Benítez Actualizada 14:30

Adultos mayores han encontrado tranquilidad en los pinceles y el lienzo, pero también una actividad que les permite retarse a sí mismos

“Podrían decir: Ya estás viejito para hacer eso. Pero no, nuestro maestro te motiva a hacer muchas cosas que no imaginabas"

Rocío G. Benítez

Para vivir tomó el oficio de vendedor, trabajo que también le quitó tiempo para seguir con sus inquietudes artísticas. “Yo dibujaba edificios y planos, me gustaba mucho pero lo dejé porque no ganaba lo que necesitaba para subsistir"

Rocío G. Benítez

Olga Romero Gamero: “Empecé a buscar, yo pensé que la voz no envejece, imaginé que toda la vida podía trabajar en radio y ¡oh sorpresa! No me dieron trabajo"

Rocío G. Benítez

Desde hace un año toma clase de pintura y dibujo en Nänxu, es del grupo de los avanzados, y con orgullo muestra sus obras, la más reciente es un cuadro impresionista al estilo de Van Gogh.

Rocío G. Benítez

“Vengo a pintura, porque lo necesito”, expresa la maestra de yoga Ma. Socorro Luján Gama, quien llegó a la clase sin saber dibujar. “Yo jamás en mi vida había hecho ni siquiera un perrito, no sabía absolutamente nada, pero es un reto y aquí estoy, retándome a mí misma”.

Rocío G. Benítez

En los adultos mayores, dibujar y pintar, explica el experto, sirve para generar un pensamiento estructurado, ayuda a memorizar y mantenerse activo, tanto física como mentalmente

Rocío G. Benítez