Se encuentra usted aquí

Encantadora selva infantil

Entre elefantes, cocodrilos, hipopótamos y coloridas aves, interpretadas por los alumnos del kinder Pamen, el Teatro Metropolitano se convirtió en una selva para conmemorar el fin de cursos de nivel preescolar

Como cada año, los pequeños robaron aplausos y sonrisas de todos los presentes a través de su  alegría, ya que desde los chiquitos de maternal hasta los de preescolar, disfrutaron el escenario bailando y cantando.

 Para dar inicio al evento la directora  de Pamen, Marisa García Alcocer, dirigió un emotivo mensaje a los padres de familia.

 “No existen los padres perfectos, pero sí hay muchas maneras de ser buenos padres, ámenlos como sólo ustedes los saben amar, pero siempre con disciplina, démosle ese tesoro y hagamos su vida más fácil, exitosa, sana y sobre todo, feliz”, dijo Marisa García, quien no perdió la oportunidad de plantar una pregunta inspiradora.

 “La palabra infancia significa destino, yo quisiera preguntarles ¿qué destino estamos creando para nuestros hijos?”, preguntó.

 El ambiente se tornó más emotivo cuando comenzaron a nombrar uno por uno a los pequeños graduados, de quienes además del nombre, mencionaron cualidades con las que sus compañeros los describieron, provocando así que su entrada al escenario fuera llena de alegría.

 Vestidos de toga y birrete los alumnos recibieron de manos de sus maestras un diploma y como ya es costumbre, no podía faltar el tradicional momento en el que lanzaron su birrete, sonriendo y gritando de  emoción.

 Minutos más tarde cada grupo –iniciando por los más pequeños– interpretaron distintas canciones con las que conquistaron a todos.

 Para finalizar con broche de oro, todos los participantes del festival se reunieron en el escenario para bailar juntos una última canción, concluyendo  así el evento de clausura.