Venta de pelucas, un negocio próspero

Nuestras Historias 21/02/2018 16:30 Actualizada 20:06

Los clientes en la tienda Prestigge Extensiones y Pelucas son variados; desde la jovencita que busca un cambio de look o una peluca para una fiesta de disfraces, hasta la mujer que asiste a quimioterapias y necesita una peluca discreta y natural. A lo largo de 10 años, Alma nota que las necesidades de sus clientes son distintas, antes se vendían más por gusto, ahora se venden más por necesidad.

La mayoría de las personas que acuden al local son mujeres maduras, por eso siempre tiene estilos de pelucas cortas y en distintos tonos para que las mujeres encuentren su peluca ideal y que las haga sentir cómodas.

Alma Nájera también se ha hecho cliente habitual de sus propios productos, cuenta que a menudo compra pelucas para ella, y que siempre busca algo muy distinto a su cabello natural. Si su cabello es lacio entonces la peluca es rizada, si el cabello es rubio, entonces la peluca es castaña. Para ella, el uso de pelucas es algo normal en su vida diaria, aunque reconoce que el hecho de usar pelucas es todavía un tema tabú en la sociedad; nota como algunas clientas entran al local se prueban algunas, preguntan por los precios pero deciden irse sin nada.

En Prestigge Extensiones y Pelucas las pelucas cuestan entre 690 y mil 500 pesos, los costos dependen de la extensión de la peluca y del material con el que estén hechas, hay de fibra de bambú y de cabello natural, estas últimas son las más costosas.