Se encuentra usted aquí

20/07/2017
09:47
Karla Castillo

Tradicional ritual, a pisar las uvas

El viñedo La Redonda celebró la edición número 42 de las Fiestas de la Vendimia, en la que amantes del vino pudieron pisar con sus pies las uvas, para participar de esta tradición.

 


Las clásicas Fiestas de la Vendimia se celebró en un evento realizado en el viñedo La Redonda, en donde alrededor de nueve mil personas se dieron cita para gozar de las distintas actividades en honor al inicio de la creación del vino. Además de la actividad principal del pisado de uvas, los visitantes también tuvieron la oportunidad de realizar recorridos por los viñedos.

Familias completas y grupos de amigos disfrutaron de una tarde soleada, entre los asistentes pudieron distinguirse a queretanos y foráneos por igual, quienes pudieron degustar alguna de las 32 etiquetas que produce La Redonda, entre las que se encuentran vinos jóvenes, espumosos, con crianza en barrica, tintos, blancos, rosados y hasta el dulce tinto Ruby, que resulta amigable para todos los paladares.

“Nosotros empezamos como agricultores y en esta fiesta queremos que la gente vea el vino como un producto agrícola, cómo algo directo del campo.”, comentó Claudio Bortoluz, director general de los viñedos.

Además del espectáculo natural que ofrece el lugar, más de 70 expositores de distintos lugares de la República acudieron para exhibir sus mejores productos, entre los que se encontraban presentes, artesanos, queseros, distribuidores de carnes, mermeladas y algunos food trucks.

Aunque algunos asisten cada año a disfrutar de esta fiesta que data de más de ocho décadas, mientras que otros apenas se encontraron con esta experiencia por primera vez, tal fue el caso de Karina Urbalejo, originaria de San Diego California, quien asistió acompañada de sus amigos y aseguró que regresarán el siguiente año.

“Está fantástico, me encanto todo, los paisajes están increíbles y aquí el vino me fascinó. También el queso tiene un sabor muy rico, además está el plus de que el ambiente es de una gran fiesta y la gente es súper amigable”, comentó.

Los más pequeños de las familias también disfrutaron, ya que de igual manera tuvieron la oportunidad de pisar uvas en una pequeña prensa, pintarse las caritas o dibujar con acuarelas.

Con respecto a la selección musical, se le dio gusto a todo el público, ya que lo mismo pudieron escucharse a bandas de jazz, rock, pop, hasta Dj’s, que amenizaron el día desde el escenario principal.