Se encuentra usted aquí

Paola Morales Ochmann & Mauricio Sinecio

La pareja contrajo matrimonio en el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe y celebró en grande con una recepción en el Castillo del Lago, lugar al que asistieron 400 personas para ser testigos de su unión.

Tags

El gran día llegó para Paola Morales Ochmann y Mauricio Sinecio. Fue en el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe en Jurica, donde se celebró su enlace nupcial ante Dios, donde  sus padres, familiares y amigos fueron testigos de este momento. La novia entró del brazo de su padre, Ernesto Morales Galván, quien la  entregó  a su futuro esposo, y éste la recibió con  una gran sonrisa.

“Estoy muy contento, es un momento muy importante para mí donde puedo reunir a todos mis amigos y a toda la gente que quiero, yo creo que cada uno de los que están aquí es porque han cumplido una función importante en la historia de mi vida”, expresó Mauricio Sinecio.

Al finalizar la ceremonia los novios se trasladaron en un auto de lujo antiguo, color blanco, al Castillo del Lago en Juriquilla, lugar en donde se llevó a cabo la espectacular recepción a la cual asistieron los  familiares y amigos cercanos de la pareja..

“Me siento muy contenta por estar con todas las personas que quiero, aún no hemos hablado del tema de ser padres pero esperemos en un año mínimo comenzar a planear esa parte de nuestra familia”, comentó Paola Morales.

Finalmente la pareja caminó al patio principal donde se encontraban alrededor de 400 personas, quienes los recibieron en medio de aplausos y muestras de cariño.  No dudaron en abrazar, felicitar a los nuevos esposos y desear para ellos todo lo mejor en la nueva etapa que están por iniciar como marido y mujer.

 El lugar estaba adaptado con detalles naturales y de madera, los centros de mesa eran arreglos florales en tonos lilas con blanco, la pista de baile era un círculo de madera con techo de enredadera y lámparas de madera, sin  duda un espacio de ensueño para que Mauricio y Paola celebraran el inicio de una vida juntos.

 

Al terminar el banquete llegó el momento más emotivo de la noche, cuando los novios bailaron su primer vals como esposos con el tema: “Si los hombres han llegado hasta la luna”. Un momento en el que la pareja derrochó felicidad y se mostró el gran amor que existe entre ellos.

Los padres de la novia, Anette Ochmann y Ernesto Morales Galván, así como la madre de Mauricio, Lourdes Flores, se mostraron emocionados y felices por el enlace de sus hijos, quienes sin duda se veían enamorados y convencidos de unir sus vidas.

“Son sentimientos encontrados, estamos muy felices de que encontró una pareja tan amorosa como Mauricio y viceversa, pero estamos también un poco tristes porque se nos van de casa. Les deseamos que haya mucho amor, respeto, admiración, confianza y comunicación”, comentaron los papás de Paola Morales.

El testigo de la boda y uno de los amigos más cercanos del novio, Diego Fernández de Cevallos, agradeció la confianza de hacerlo partícipe de un momento tan especial y les deseó mucho éxito.

“Es para mí un honor estar aquí con ellos, me siento muy reconocido por haber sido elegido como testigo, es una distinción que agradezco enormemente y desde luego quiero desearles a ambos que tengan un excelente matrimonio. Si Dios les da hijos que sean siempre un ejemplo de vida para esos niños y que sigan gozando de la felicidad que hoy los rodea en su día tan especial”.