Arte que deleita al paladar

Vida Q 09/02/2018 17:41 Actualizada 17:41

En el menú se ofrecen 60 creaciones gastronómicas, originarias de regiones recónditas del país, ya que las recetas corren a cargo del chef Uriel, quien es un experto en cocina de investigación, es decir, que tiene un gusto especial por adentrarse en la historia de cada platillo.

Tuétanos canoa: Son cocinados en su hueso, se peinan con salsa martajada y queso fresco para poder taquearlo con tortillas hechas a mano y frijoles de la olla. Al final, el hueso sirve como recipiente para degustar de un shot de mezcal, whisky o licor al gusto.

Trilogía de ceviches, todos acompañados con pulpo y camarón como proteína: Verde: Con aderezo de aguacate y jalapeño tatemado. Negro: Con salsa tamulada y un toque de limón a base de calcinados, tal cual lo hacían los mayas. Blanco: tradicional de Los Cabos, un poco de grano de elote, cítricos de limón y naranja, más camarón y pulpo.

Este concepto surgió hace dos años, cuando Eugenio Martel, dedicado a la administración, inició un pequeño negocio con un food truck en San Juan del Río, durante ese tiempo se dio cuenta que la cocina le gustaba más de lo que imaginaba, por lo que quiso llevar su pasión a algo más grande.