Se encuentra usted aquí

02/04/2017
16:14
Compartir

Apuestan vinicultores por el centro del país

Compartir

De manera anual, alrededor de 500 mil personas visitan el estado de Querétaro atraídas por la producción de vino, de las cuales, 70% proviene del Estado y la Ciudad de México; por ello, los vitivinicultores buscan posicionar, mediante catas y esfuerzos de la industria privada, un mayor número de etiquetas locales en estos dos mercados.

Tan sólo la Finca Sala Vivé de Freixenet México cerró el 2016 con la visita de 260 mil personas.

Lluis Raventós Llopart, presidente de la Asociación de Vitivinicultores del estado (AVQ), destacó que esto es muy positivo, pues se genera una derrama económica no sólo a nivel de visitar casas vinícolas y comprar vino, sino que estas personas duermen, comen y se hospedan en el estado.

Señaló que más del 50% de las etiquetas de vino queretano tienen presencia en la Ciudad y el Estado de México; no obstante, la cifra se podría mejorar significativamente.

La importancia de estos dos mercados radica en el hecho de que se encuentran ubicados a dos horas de la ciudad de Querétaro; lo que significa que, en un fin de semana, las personas pueden venir a visitar las vinícolas y disfrutar de las queserías y de la gastronomía del estado.

Dijo que si la industria busca crecer en estos mercados se tiene que apostar por tener una mayor presencia, sobre todo, en el sector restaurantero, así como en tiendas especializadas.

“El problema del restaurante muchas veces es el precio; lo multiplican por dos o más y esto encarece mucho el producto de Querétaro; sin embargo, el restaurante es el mercado al cual tenemos que enfocaros si queremos crecer acá”, sostuvo.

Al participar en la cuarta edición del festival gastronómico Sabor es Polanco, en el cual Querétaro fue estado invitado, Raventós Llopart refirió que a través de este tipo de eventos se busca decir que Querétaro existe y que en el estado se producen vinos buenos y de excelente calidad.

“Venir a la Ciudad de México para nosotrosm como vitivinicultoresm es muy positivo, porque son eventos muy selectos, en los cuales hay un público objetivo de muy buen nivel; al final, el consumidor del vino en México es pequeño, pero realmente este es el consumidor del vino”, comentó.

Seis municipios queretanos y los 26 asociados a la AVQ tuvieron representación en Sabor es Polanco, evento al que también acudieron queseros locales, para promover de forma conjunta la Ruta de Arte, Queso y Vino.

Raventós afirmó que a los turistas de la Ciudad de México y el Estado les atraen sobre todo los viñedos, en donde el principal interés es visitar las vinícolas, recorrer los sembradíos, disfrutar de gastronomía y olvidarse del estrés con el que día a día se enfrentan en estas ciudades.

“Llegan a Querétaro y se encuentran un clima muy bueno, y con una oferta gastronómica y vinícola en la que pueden aprender mucho sobre la industria del vino, su proceso de elaboración, el desarrollo de los viñedos y después la degustación”, indicó.

“Hay infinidad de oferta vitivinícola. Lo que buscamos es que un mayor número de personas visiten el estado, se lleven una experiencia y que prueben los vinos”, añadió.

Bodegas De Cote, la Finca Sala Vivé de Freixenet, Vinícola San Juanito, Vinícola San Patricio, Vinos del Marqués, Viñedos Azteca, Viñedos Cava 57, Viñedos La Redonda, Viñedos Los Rosales, Viñedos Paso de Serra, Viñedos Puerta del Lobo y Viñedos Tierra de Alonso son algunas de las casas incluidas en la Ruta de Arte, Queso y Vino del estado.

En cuanto a las queserías, la oferta incluye a Quesos del Rebaño, Quesos Pradales, Quesería Doña Licha, Quesos VAI, Rancho Santa Marina, entre otras empresas.