Siniestro no afecta calidad del aire en la CDMX: expertos

09/04/2016
02:07
-A +A

El incendio en Tepoztlán no generará afectaciones en la calidad del aire de la Ciudad de México debido a que las corrientes van en sentido inverso, señaló Ramón Pérez, coordinador de Educación Continua del Centro de Información y Comunicación Ambiental de América del Norte (Ciceana).

En entrevista con EL UNIVERSAL, el especialista en temas ambientales señaló que la circulación atmosférica dentro del Valle de México es de noreste al suroeste, es decir, de la zona del aeropuerto hacia Tlalpan.

“Entonces como el incendio es del otro lado de la serranía y los vientos no corren de Morelos hacia la Ciudad de México, sino en sentido inverso, no habrá acumulación de partículas provenientes del incendio en Tepoztlán. La única manera de afectar a la capital es si hay mucha dispersión por la situación atmosférica, pero es muy poco probable”, explicó.

Respecto a la medición de la calidad del aire que a las 17:00 horas de ayer marcó 149 puntos Imeca en la estación del Ajusco, el especialista señaló que esto se debe a que la zona sur siempre es la más contaminada tanto por circulación del aire y porque el Ajusco, al ser una zona alta, disminuye el paso del aire, por lo que las partículas se concentran en el área.

Ramón Pérez mencionó que el Valle de Cuernavaca será el que presente problemas, pero más que relacionarlos a la contaminación se deberán a la pérdida de árboles que capturan el dióxido de carbono luego de que se quemaran alrededor de 244 hectáreas.

Por su parte, el consultor ambiental Óscar Vélez señaló que las partículas suspendidas que se queden en el ambiente podrían convertirse en una amenaza latente para la Ciudad de México si es que en los próximos días se generan vientos fuertes.

El consultor y director de Revive México señaló que el Valle de México no está listo para incrementar la cantidad de partículas porque esto podría contribuir a la mala calidad del aire a pesar de que según estudios, los incendios sólo aportan 5% de la contaminación, en comparación a 40% del transporte.