El origen del Ébola infectará la televisión

Julianna Margulies dice que The hot zone es una oportunidad para ponerse en los zapatos de científicos
El origen del  Ébola infectará la televisión
Foto: National Geographic
27/05/2019
08:01
Mario P. Székely
-A +A

Pasadena, California.— Es tiempo de urgencia para la ganadora del Emmy, Julianna Margulies.

La actriz interpreta a la doctora Nancy Jaax en The hot zone, que hoy debuta en la cadena National Geographic y que en seis episodios da vida a los eventos reales sucedidos en 1989, que rodearon al brote del letal virus del Ébola en el poblado de Reston, Virginia.

Basada en la novela de Richard Preston, The hot zone fue nombrada por el mismo Stephen King como “una de las cosas más horrorosas que he leído” tras su publicación.

La miniserie de seis capítulos sigue los pasos de la Doctora Jaax, quien trabajara en el Centro de Control de Enfermedades y en cuyo laboratorio de alta seguridad se hiciera la disección de un chimpancé con signos de Ébola, detonando el peligro que la enfermedad que produce estallido del cuerpo en forma de hemorragia.

Artículo
UNAM proyecta recuperar obra ordenada del maestro de las letras y diplomacia
"México debe celebrar obra poética de Amado Nervo""México debe celebrar obra poética de Amado Nervo"

“Lo que aprendí en las filmaciones de The hot zone es que no estamos hablando de un asunto de si sucederá o no, sino del hecho inminente de que un día habrá un virus —Ébola u otro— que causará una pandemia. Por eso debemos apoyar a nuestros científicos, porque de ellos dependemos para que creen una vacuna”, advierte la actriz.

Margulies es acompañada en el reparto por Topher Grace, Noah Emmerich y Liam Cunningham.

La actriz describió The hot zone como una oportunidad de ponerse en los zapatos de quienes arriesgan la vida en aras de la ciencia.

“Estos trajes de alta protección con varias capas que nos pusimos para las escenas de entrar a la zona de máxima seguridad, donde en sus refrigeradores están las muestras de todo virus que podría borrar a la raza humana, fueron muy intensas. Me contaron los verdaderos doctores que llegan a perder hasta cuatro kilos, por puesta, de puro sudor al rozar su piel con el plástico de sus trajes y con las altas de temperaturas que genera su cuerpo al estar sellado”.

Comentarios