Treinta años del rugir de Caifanes

El 28 de agosto de 1988 fue publicado el primer disco de la banda, que tenía joyas como "Mátenme porque me muero" y "Viento"
"La imagen de Caifanes era algo nunca visto, un toque de pachuco con new wave dark y post punk", dice Mario Lafontaine FOTO: ARCHIVO
28/08/2018
12:59
Cynthia Talavera
-A +A

La música de Caifanes forma parte ya de la banda sonora de millones de personas que han amado y sufrido con sus canciones. El grupo es un referente en el rock en español y desde su primer disco, que se publicó hace tres décadas, pintaban ya para ser protagonistas en la escena musical mexicana.

El 28 de agosto de 1988 se lanzó el primer disco de la banda formada entonces por Saúl Hernández, Sabo Romo, Diego Herrera y Alfonso André. Se le conoce ahora como el Volumen I y tenía joyas del tamaño de “Mátenme porque me muero”, “Viento” y “Cuéntame tu vida”. Tenía además la colaboración de Gustavo Cerati, en la guitarra, para el tema “La Bestia humana”.

Su mérito es grande. Surgieron en un contexto en el que el rock estaba reducido sólo a pequeños espacios y apenas comenzaba a hacerse de un lugar en la radio.

Julia Palacios, Doctora en Historia por la Universidad Iberoamericana y especialista en música, explicó a EL UNIVERSAL que en los años 80 empezaron a surgir bandas que cantaban composiciones propias en español.

“Las estaciones de radio empiezan a tocar rock cantado en español porque la escena argentina y española tenían buena presencia. Cuando las disqueras ven que las radiodifusoras les abren las puertas, empresas como RCA Víctor y BMG Ariola deciden comenzar a grabar a artistas mexicanos y surge entonces lo que se llamó genéricamente como 'rock en tu idioma'”.

Mario Lafontaine, especialista en música y director de arte del primer disco de Caifanes, destaca que “después de que el rock fuera satanizado por el festival de Avándaro y deslactosado con productos de plástico apoyados o creados por el monopolio televisivo, en los últimos años de la década de los ochenta, Caifanes irrumpe logrando éxito y reconocimiento, además de liderar el movimiento 'Rock en tu idioma' que cambiaría el rumbo del género con bandas reales y no prefabricadas en castings”.

Cuando Caifanes publicó su primer disco, la banda ya tenía tiempo tocando y solían cerrar sus presentaciones con “La Negra Tomasa”, una cumbia que adaptaron y que les permitió sonar aún con más fuerza a finales de 1988, cuando fue lanzada como EP e integrada a la reedición en CD del primer disco, en 1993.

Artículo
El tema es un símbolo de la "beatlemanía" y es una de las mejores canciones de todos los tiempos
"Hey Jude", de Paul McCartney, cumple 50 años"Hey Jude", de Paul McCartney, cumple 50 años

Las joyas

Para Mario Lafontaine, este disco es sobresaliente por su sonido, en el que mezclaron influencias latinas y sajonas agregando su propio estilo. “La imagen era algo nunca visto, un toque de pachuco con new wave dark y post punk”, además, “la poesía oscura de Saúl Hernández mostraba diferentes tintes que iban de lo sentimental a lo esquizofrénico, de lo onírico a lo surreal y su voz podía ser como un lamento o furiosa pero definitivamente inolvidable e irruptora”.

“Este disco fue un parteguas. Me parece sensacional que hayan tocado 'La negra Tomasa', que fue un trancazo y dio la pauta a romper el mito de que el grupo rock no podía ser guapachoso”, dice Julia Palacios, quien destaca las composiciones de Saúl Hernández, “canciones sofisticadas, poemas, combinadas con una voz que en ese momento era muy especial”.

Para Palacios, las joyas de este disco son “Mátenme porque me muero”, “Cuéntame tu vida” y “La Bestia humana”, mientras que Lafontaine tiene como su favorita a “Será por eso”, por ser “densa y poderosa confesión de un apasionado enfermo mental”, así como “Cuéntame tu vida” por su romanticismo y sensualidad, “La Bestia Humana " por la participación de Gustavo Cerati y los clásicos "Mátenme porque me muero" y "Viento".

Tres décadas después

A 30 años de distancia, la música de Caifanes sigue sonando. En noviembre de 2017 llenaron el Zócalo de la capital mexicana. Según datos de Spotify, Caifanes es una de las bandas más escuchadas en la CDMX: tiene 625 mil oyentes mensuales.

La banda registra 132 mil oyentes en Guadalajara y, dato curioso, el top 5 de ciudades lo cierra Santiago de Chile, con 63 mil oyentes mensuales.

Sus escuchas (reproducciones) mensuales son de 2.1 millones y el top 5 de canciones, por número de reproducciones son: “Afuera”, “Viento”, “La célula que explota”, “No dejes que” y “Aquí no es así”.

Como dice Mario Lafontaine, “Caifanes fue la primera agrupación de culto masivo de su generación y será recordada por siempre”.

Comentarios