Morgan Freeman pide reconectarnos

El actor, quien conduce la serie "The story of us", considera que justo cuando hay más tecnología, estamos más alejados

Morgan Freeman, Dios, Actor, Mundo, Redes sociales, Reconectarnos, Tribalismo, Nacionalismo,
Entrevista a personajes de distintos ámbitos (NATGEO)
Espectáculos 19/01/2018 13:27 Erika Monroy Actualizada 13:27

Morgan Freeman no entiende cómo en un mundo tan conectado las personas parecen estar más alejadas.

El actor que ha interpretado a Dios en diferentes ocasiones y que hace poco fue declarado muerto por accidente en redes sociales, quiere enseñar a las personas a reconectarse.

“El truco es tratar de enseñar a las personas que no somos un grupo de entidades realmente diferentes. Somos realmente un grupo. Sí, el tribalismo existe y debería existir, y el nacionalismo existe y debería existir, pero eso no debería separarnos unos de otros por un muro. No sé cuál es la palabra que estoy buscando, sí, muro etiológico”, explica el histrión de filmes como Million dollar baby.

Freeman protagoniza The story of us, serie que le da continuidad al programa The story of God, y que se estrena este domingo a las 21:00 horas por NatGeo, en donde mostrará la parte en la que las civilizaciones y las religiones nos hacen humanos.

“Si nos fijamos, en el mundo de hoy tenemos toda la tecnología y la capacidad para conectarnos y, al mismo tiempo, parece que estamos, no sé, separándonos por las costumbres, lo que estamos aprendiendo aquí con este programa es que, a pesar de todo eso, todavía tenemos esta sociedad humana que es un elemento común y nos parecemos tanto que da miedo”, comenta en entrevista.

En el programa, el también productor presenta un viaje por el mundo para conocer gente de diversas culturas, cuyas vidas están determinadas de manera sorprendente, y explora temas que unen a todas las personas.

“Creo que la mayor sorpresa para mí fue encontrarme con la gente de Hamar en el sur de Etiopía. Son personas que todavía viven como lo hicieron hace cientos de años, miles de años. En el mundo de hoy, esa es una gran anomalía y es una conexión fascinante con quienes somos ahora y quienes éramos entonces. La tradición definitivamente está viva; puedes verlo”, dice vía telefónica, junto a los productores Lori McCreary y James Younger.

Los tres coinciden en que después de La historia de Dios, la audiencia se quedó con muchas preguntas.

“Hay más que decir”, señala Freeman. “Hablamos personalmente con individuos que son grandes líderes, grandes rebeldes, que han pasado por experiencias que son comunes a todos en todo el mundo y, a través de la historia, eso nos da una buena idea de quienes somos y quizá nos ayudaría a llevarnos mejor en el mundo”, añade McCreary.

En los seis episodios de una hora mostrarán a partir de este domingo temas como la libertad, la paz, el amor, la división social, el poder y la rebeldía. Para ello, Freeman se reunió con líderes mundiales y gente común con historias extraordinarias.

Rigoberta Menchú, Evo Morales, Megan Phelps-Roper, Albert Woodfox, Paul Kagame, Bill Clinton, Joshua Coombes son los personajes centrales de esta temporada.

Para el ganador de dos premios Oscar, hay un tema central en esta producción.

“Creo que es libertad. ¿Qué es, cómo se define y quién de nosotros lo tiene?, ¿es tangible o está a la altura de una cosa de metal?, ¿qué te hace libre?”, se pregunta.

Comentarios