Se encuentra usted aquí

Cuando el balón rueda en el set

En distintas épocas, películas y ahora series de televisión han tenido como protagonista al deporte más popular del planeta
La serie Club de cuervos ha tenido tal éxito que ya se encuentra en su cuarta temporada. / Foto: Archivo
La serie Club de cuervos ha tenido tal éxito que ya se encuentra en su cuarta temporada. / Foto: Archivo
15/06/2018
01:59
César Huerta Ortiz
-A +A

El cine era 24 cuadros por segundo, pero existieron ocasiones en que ha sido redondo y sobre pasto verde, en el cual una buena escena termina en una anotación en redes.

El mexicano Kuno Becker y la cinta Gol es por ahora la más exitosa en la historia: costó 20 millones de dólares y prácticamente devolvió el doble a sus inversionistas tras estrenarse en casi todo el mundo.

El éxito concretó una segunda entrega ya sin Kuno como protagonista y una tercera, que sólo llegó a formato casero, al costar únicamente 1.5 millones de dólares.

Ahora Becker intenta levantar una secuela, poniendo a su personaje Santiago Munez en una posición ya un poco fuera de la cancha.

Sylvester Stallone, conocido por Rocky, decidió en 1981 salirse del boxeo y filmó Escape a la victoria, en la cual un grupo de presidiarios del ejército nazi entre ellos Pelé, la estrella brasileña y tres veces campeón del mundo, buscaban salir jugando un partido de soccer.

La historia está basada en un hecho real que sucedió alrededor de la Segunda Guerra Mundial, en la que el equipo Dinamo Kiev de Rusia se hizo pasar por otro para ir derrotando equipos alemanes y otros países europeos conquistados por Hitler.

En 2003, España y Alemania preparaban dos producciones que han llegado a ser de culto: la comedia Días de futbol, a la que seguiría El penalti más largo del mundo, ambas comedias con Fernando Tejedo y El milagro de Berna, en donde se recreaba el campeonato mundial que fue conseguido por los teutones en 1954, respectivamente.

Precisamente en la llamada madre patria se rodó La gran familia española, en donde la historia se centra en una boda que se ve afectada por ser el mismo día en que la furia española ganaría la Copa en Sudáfrica 2010.

De Asia se encuentra Shaolin Soccer, comedia en la que las artes marciales, al estilo del portero de la animación japonesa Supercampeones, hacen de personas superjugadores.

Buscando a Erin, Un entrenador genial y documentales sobre el Real Madrid y Cristiano Ronaldo, ahora en competencia con Portugal, son otras producciones que se ven en los catálogos de cine futbolero.

En México

Campeones, que recreó el campeonato sub 17 conseguido por México en 2005, aún en cartelera, es la más reciente aportación nacional al balompié en la pantalla grande.

Rudo y cursi, que husmeaba en la parte negra del soccer con los actores Diego Luna y Gael García Bernal, atrajo a más de 3 millones de asistentes y desde antes de su estreno se recuperó con ventas internacionales, al tener en la producción a Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.

Poco antes Atlético San Pancho, sobre un equipo infantil, había probado suerte en cartelera tras varias décadas alejado ese deporte del celuloide.

El futbolista fenómeno, con el actor bailarín Adalberto Martínez Resortes, hacía en 1979 que las filas de gente dieran vueltas a calles circundantes de cines en la Ciudad de México para conseguir un boleto.

Ese mismo año Roberto Gómez Bolaños Chespirito estrenó El chanfle, que junto con su secuela, registraron más de 10 millones de espectadores, de acuerdo con la revista especializada de cine Toma.

El equipo de las Chivas rayadas del Guadalajara dominó la escena en la década de los años 60 y fue suficiente para rodar con sus jugadores Las Chivas Rayadas y Los fenómenos del futbol, con el comediante Clavillazo y Sara García.

Aprovechando su rivalidad con el equipo América se realizó Tirando a gol, en la que Lola Beltrán y David Reynoso era una pareja con diferencias futboleras.

La serie El diez, con la participación de Alfonso Herrera, fue en 2011 el primer intento de llevar el soccer a ese formato, que explotó en 2015 con Club de cuervos, de la que actualmente se graba la cuarta temporada para Netflix y de la que surge el spin of La balada de Hugo Sánchez, que se estrena este domingo.

Ahora mismo Sebastián del Amo (Cantinflas) tiene un guión sobre Horacio Casarín, delantero atlantista que en los años 40 formó parte de Los hijos de don Venancio con Joaquín Pardavé y está por terminarse un documental sobre Hugo Sánchez.

 

gr

Comentarios