Claudia Martín revela detalles de la gran final

La grabación de los últimos capítulos de Sin tu mirada concluyó hace un par de semanas y hoy es el gran final.

Claudia Martín revela detalles de la gran final
Clasos
Espectáculos 15/04/2018 04:28 Nancy Colín Actualizada 11:38

La grabación de los últimos capítulos de Sin tu mirada concluyó hace un par de semanas y hoy es el gran final, con la iniciativa que recientemente ha implementado Televisa de transmitir su último capítulo en domingo.

“Estoy muy agradecida con el público que ha seguido la telenovela y que han estado pendientes en las redes sociales”, dice Claudia Martín, la protagonista del melodrama, quien además da detalles sobre el crecimiento de su personaje a lo largo de la trama.

Asimismo, la guapa actriz platica en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro sobre cómo comenzó su andar por la televisión nacional, en donde inició como diseñadora de vestuario.

“Yo estudié la carrera de Producción Audiovisual y mientras estaba en Madrid fui becaria en el departamento de vestuario de una serie, por eso entré a Televisa en esta misma área, pero luego de un año me di cuenta que no era lo mío y fue cuando ingresé a la carrera de actuación en el Centro de Educación Artística de Televisa (CEA)”, narra.

Tu personaje cambió mucho a lo largo de la historia, ¿cómo viviste ese proceso?

—Al principio fue muy interesante porque Marina era una chava del campo que vivía con su mamá y era muy humilde e inocente, estaba encerrada en un mundo color de rosa y poco a poco descubrió el amor y la desilusión, luego se embarazó y tuvo que ir a la ciudad a buscar trabajo. Ahorita lo veo con nostalgia porque era un personaje muy bonito y la intención fue que hasta el final conservara esa dulzura y pureza de corazón, ya combinada con la fuerza que requiere para defender su amor y a su hijo.

En tus dos últimos trabajos te ha tocado interpretar personajes que viven con capacidades diferentes, ¿qué te ha dejado esta experiencia?

—Yo creo que los personajes nos escogen a nosotros, en Enamorándome de Ramón interpreté a una chica muda y ahora a Marina que vivía con ceguera; considero que han sido oportunidades de crecer en la actuación y eso conlleva a una evolución personal para abrir los ojos hacia cómo viven estas personas, porque a veces quienes tenemos la fortuna de contar con todos los sentidos, nos ponemos trabas y nos tiramos a decir “No puedo”, cuando hay personas que viven con una condición especial y son súper trabajadoras y exitosas, entonces me lleva a un aprendizaje para decir “¡Claro que puedo!” y entonces, salir adelante.

A tres años de tu llegada a los foros ya lograste un protagónico, ¿cómo ves este crecimiento tan pronto?

—Antes de empezar este proyecto yo era la villana juvenil de otra historia y a la mera hora el productor Ignacio Sada me marcó y me felicitó por lograr este papel, como que todo se fue acomodando y creo que las cosas llegan en el momento exacto, pero para mí este no es el tope máximo, es sólo un paso más en mi carrera y quiero seguir haciendo más telenovelas, además de cine y teatro.

Entonces ¿cuál es tu siguiente paso?

—Estoy por comenzar una obra de teatro y la intención es ir combinando porque creo que eso es lo importante en un actor, cada medio es diferente y tiene su encanto.

¿Has tenido ya experiencia en teatro?

—Hice teatro en corto, que son varias obras en un mismo espacio y la verdad me encantó, este año ese es mi propósito.

¿Viste la versión anterior de esta telenovela con Leticia Calderón?

—Nunca la vi y en realidad creo que es una historia que se ha contado muchísimas veces y considero que es como un cuento, como Blancanieves o La Bella y la Bestia, en que el chiste es cómo lo vuelves a contar, entonces yo intenté hacer mi propia versión de Marina.

¿Qué te dejó este personaje?

—Creo que uno de los aspectos más importantes fue aprender a combinar mi vida personal con la laboral porque son ritmos de trabajo muy fuertes de casi 15 horas y luego al llegar a casa hay que memorizar lo del siguiente día, entonces fue desarrollar esa parte del trabajo sin descuidar a mi familia, a mi novio y a mis amigos, para vivir en paz porque a veces el tiempo es un poco complicado.

¿Cómo fue trabajar con Osvaldo de León como tu pareja?

—Al principio fue muy divertido porque obviamente al actuar esperas recibir una retroalimentación, pero como Marina era invidente y lo ignoraba, entonces él se divertía mucho y reaccionaba, jugábamos mucho con eso y ya en la segunda parte de la historia Marina siempre se alejaba y también resultó muy gracioso. Pero en general él es súper profesional, tranquilo, sencillo, humilde y un gran actor, se agradece tenerlo como compañero.

La final va a ser en domingo, ¿cómo ves esta iniciativa que complementan con especiales y detrás de cámaras?

—Creo que está muy bien porque es un momento en el que todos descansan y el horario era un poco complicado; mucha gente tenía que verlo hasta el otro día por Internet, entonces es excelente.

¿Qué puedes adelantar de lo que pasará en el final?

—Tiene muchas sorpresas, de hecho cuando yo veía los últimos cuatro capítulos me sorprendía de todo lo que iba a suceder en tan poco tiempo. También está súper interesante que el domingo va a salir un final al aire e inmediatamente después, podrá verse otro alternativo a través de la web oficial.

¿Cómo es Claudia Martín en el día a día?

—En realidad soy súper tranquila, me gusta leer, escribir, ir al cine y estar con mi familia, además de bailar, no soy muy estrafalaria.

¿En un futuro planeas incursionar en la moda?

—Sí, en algún momento me gustaría poner una boutique con marcas mexicanas, pero tendría que ser más adelante, cuando mi carrera sea más sólida porque apenas estoy empezando.

Comentarios