Disfunción eréctil, un problema con solución

Factores como el estrés y exceso de alcohol afectan el aparato reproductivo de los hombres menores de 40 años de edad
Disfunción eréctil, un problema con solución
Ilustración: Dante de la Vega
21/11/2019
06:20
Alma Gómez
-A +A

A sus 25 años de edad, Andrés comenzó a tener problemas de disfunción eréctil, ahí descubrió que dicha enfermedad no se presenta sólo en hombres mayores, sino que el consumo de alcohol, drogas, tabaco e incluso problemas psicológicos detonan la disfunción eréctil en hombres jóvenes, es decir, menores de 40 años.

La falta de erecciones era un problema intermitente en el joven, lo que a su vez causaba una fuerte inseguridad al momento de relacionarse sexualmente con sus parejas. Habló de su problema con sus amigos, y para su sorpresa, ellos también tenían problemas similares.

Andrés nunca pensó en automedicarse para solucionar los problemas de erección, pero sí asistió con un especialista, quien diagnosticó que la disfunción eréctil se debían en primera instancia un consumo excesivo del alcohol, y después a un cuadro de ansiedad. Por lo que pudo solucionar la falta de erecciones realizando ejercicios de respiración.

“Cuando comencé a tener problemas de disfunción tenía 25 años, en ese momento tuve una etapa de exceso de alcohol, yo notaba que eso era lo que me evitaba conseguir erecciones, comencé a hacer ejercicio y el problema desapareció. Pero más adelante tuve de nuevo problemas de disfunción y esa vez fue por un problema de estrés y ansiedad.

“Cuando tienes problemas de erección, te desesperas, te da pánico, sabes que eso no está bien y claro que afecta tu relación de pareja, se vuelve un círculo vicioso, te sientes muy mal. Fui a terapia para resolver mis crisis de pánico, solucioné los problemas de disfunción eréctil a través de ejercicios de respiración y actividad física”, comenta Andrés.

Daniela por ejemplo, vivió de cerca la disfunción eréctil pues su novio Alex, de 21 años de edad, también tenía dificultad al momento de tener erecciones.

Ambos jóvenes iniciaban su vida sexual, por eso ninguno de los dos sabía cómo solucionar este gran problema en la cama.

“Él fue mi primera pareja sexual, así que al principio no supe diferenciar si se trataba de él o de ambos; en algún momento llegué a creer que no embonábamos o que no había química entre nosotros en la cama. Incluso dejamos de usar condón; al principio eso funcionaba, pero de nuevo volvía a pasar. De diez veces que lo hacíamos, cinco no funcionaba.

“También buscamos hacerlo en lugares poco convencionales para elevar su nivel de excitación. Pronto los intentos y las charlas sobre el tema empezaron a afectarlo, al punto que dejamos de hablar del tema. Decía que hablaba con un tío, pero nunca quiso ir con un médico o psicólogo para checarse”, comparte Daniela.

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir una erección o mantenerla con la suficiente firmeza para tener una relación sexual.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), después de los 40 años, uno de cada dos hombres podría tener disfunción eréctil generalmente relacionada con un problema físico, como podría ser la diabetes o algún problema de circulación. Sin embargo, esta enfermedad no exime a los hombres jóvenes.

El urólogo Jorge Márquez Pérez, egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), entrevistado por EL UNIVERSAL Querétaro, estima que 30% de sus pacientes con disfunción eréctil, son hombres menores de 40 años.

El especialista pide a los jóvenes no tomar a la ligera la falta de erecciones, pues la disfunción eréctil sí afecta a hombres jóvenes; detalla que el consumo de drogas, la falta de ejercicio y los problemas psicológicos son detonantes de esta enfermedad. Sin embargo, la disfunción eréctil también podría tener como causante algún problema físico, como la diabetes o problemas de circulación, aspectos que afectan principalmente a hombres mayores.

“Si la disfunción eréctil se presenta por alguna otra enfermedad cardiovascular o por diabetes, se pueden recetar medicamentos para la circulación de la sangre, el famoso viagra y con eso se soluciona el problema, de acuerdo a los estudios que se le hagan al paciente. Pero si se determina que la falta de erecciones es por algún problema psicológico, entonces se recomienda ir a terapia, incluso terapia de pareja. En este caso igual podemos recetar algún medicamento, pero es sólo para que la persona se sienta cómoda y confiada en su desempeño sexual, porque sí le ayuda, pero no soluciona el problema de raíz”, explica.

Afortunadamente, Jorge Márquez sí percibe una mayor apertura al momento de hablar de disfunción eréctil, tanto entre hombres como entre mujeres. De hecho, asegura que es común que las parejas asistan a consulta para curar los problemas de erección y que sea la mujer quien tome la iniciativa para solucionar el problema.

El urólogo pide a los hombres jóvenes y adultos, no tomar a la ligera los problemas de erección, pues si el problema se debe a la mala circulación, en un futuro podría propiciar un infarto.

También pide que asistan con un especialista para solucionar el problema y evitar consumir medicamentos anunciados en radio o televisión, con los que sin un diagnóstico médico, ofrecen curar la disfunción eréctil.

“Esos productos que vemos anunciados en la televisión son una mezcla de varios medicamentos y eso es peligroso, cada paciente requiere de un estudio particular. Además de ser caros y dolorosos (inyecciones en el pene) son muy dañinos para la salud”, comenta el urólogo.

Comentarios