#Crónica| ‘Los falsos derechos’, polarizan el debate sobre la diversidad

Manifestantes se oponen a la realización de la conferencia, exponen discurso de odio
#Crónica| ‘Los falsos derechos’, polarizan el debate sobre la diversidad
Foto: Demian Chávez
23/06/2019
07:01
Domingo Valdez
-A +A

Los integrantes y simpatizantes de la comunidad LGBT+ llegan a las inmediaciones del hotel donde se llevará a cabo la conferencia "Los peligros de los falsos derechos". Dos patrullas municipales están cerca, vigilando, mientras en el centro hotelero la seguridad es reforzada por los organizadores limitan el acceso, quienes acuden ven las mantas y cartulinas de reojo.

Adentro, cuando la conferencia inicia, uno de los ponentes manda saludar a los integrantes de la Conapred que están "entre nosotros", a quienes los presentes dedican un aplauso, por ser sus mejores promotores.

Afuera, antes de las 10:00 horas, se reúnen los manifestantes. Son convocados una hora antes. Extienden sus pancartas y cartulinas, con leyendas como “Con mis derechos no te metas”, “Todas familias, todas distintas”, “Fuera el discurso de odio de Querétaro”, entre otras que ponen de manifiesto su rechazo a la conferencia “Los falsos derechos”, que imparten Agustín Laje y Nicolás Márquez, evento que se prohibió en otras ciudades del país, pero que aquí tienen la anuencia de las autoridades. Los ponentes y autores del libro del mismo nombre han sido acusados de promover el odio hacia la comunidad de la diversidad sexual y los movimientos feministas.

Los asistentes muestran incomodidad ante los manifestantes. Sus gestos son de rechazo, muchos fruncen el ceño ante las leyendas que ven frente a ellos, que piden respeto a sus derechos.

Los que llegan en automóvil, cuando ven a las mujeres y hombres que protestan por el discurso de odio, suben los vidrios de sus unidades. Los tienen que volver a bajar cuando son interrogados por el personal de vigilancia del hotel. Les preguntan dónde van. Algunos son aceptados. Otros no entran y tienen que buscar lugar en las calles cercanas.

Los manifestantes no gritan consignas, no agreden, sólo están instalados en la puerta, sobre la banqueta. Un hombre llega y comienza a recriminar a los que protestan, pero es detenido rápidamente por los vigilantes, quienes lo conminan a retirarse. Se va del lugar luego de unos minutos.

La fila para el ingreso a la conferencia comienza a ser lento. Se forma una fila de unas 150 personas que esperan entrar al evento que se anunció como gratuito, aunque mientras esperan a entrar se ofrecen los libros a quienes ya no podrán ingresar al salón que ya está lleno.

Sobre la acera, Dante Herrera, vocero del Comité Estatal Contra la Homolesbobitransfobia, señala que la manifestación es para defender los derechos humanos, de los derechos sexuales y reproductivos, la defensa de niñas, niños y adolescentes, para una educación sexual laica, científica, actualizada y libre de discriminación.

Herrera comenta que “todo mundo sabe que la promotora de este evento es la diputada Elsa Méndez, pero no hay nada oficial que lo diga, ni algún sustento físico para que se pueda probar, incluso el mismo secretario de Gobierno (del municipio), el mismo presidente municipal la han mencionado como organizadora. Es una burla que en realidad no se hayan manifestado, que no se hayan posicionado de alguna forma. Vienen dos extranjeros además a vulnerar el Estado de Derecho y el Artículo Primero de la Constitución, que es contra de la discriminación. La libertad de expresión no protege el odio y este es un discurso de odio. Por eso estamos aquí”.

Herrera agrega que la Conapred no puede emitir alguna recomendación a los funcionarios públicos, como el caso de la legisladora, pero sí lo puede hacer con el particular, que en este caso es el hotel, por auspiciar un evento, aunque sea en un lugar privado, que promueve un discurso de odio”.

Herrera pide a los asistentes a la conferencia que lean, pues casi todo lo dicho está sacado de contexto, falacias que carecen de argumentos científicos.

Al interior del hotel, alrededor de 150 personas se quedan fuera de la conferencia, pero pueden comprar el libro de los conferencistas, sólo tienen que pagar 300 pesos por ejemplar. Algunos, cuando ofrecen el texto levantan la mano, cuando les dicen el precio la bajan.

A los que alcanzan lugar para el evento, antes de pasar los cachean quienes se identifican como seguridad de la conferencia. A los medios de comunicación los hacen esperar, no entran cuando inicia la charla de Agustín Laje, quien recuerda la “detención” de cuatro mujeres con una manta que decía “Con mis hijos no te metas”.

“Los hijos de los ciudadanos, son hijos del Estado… y qué es el Estado? es una maquinaria de poder que manejan aquellos que manejan ese Estado, entonces, los personajes políticos son puertas abiertas al totalitarismo contemporáneo que estamos viviendo”, dice.

Luego, critica a las teóricas del feminismo, además de poner algunos ejemplos de mujeres trans que han sido noticia mundial. Ante los comentarios, en ocasiones con sorna, los asistentes ríen.

Un hombre se acerca a preguntarle a un activista porqué es la protesta. El joven responde que es por una conferencia en contra de los derechos de los ciudadanos, principalmente contra la diversidad sexual y el pensamiento feminista. El hombre ve a la gente formada aún y dice: “Hitler convocó a un país y millones murieron. El odio será un buen gancho para quienes quieren dominar a las masas”.

Comentarios