Arquitectos cuestionan diseño para la catedral

Despachos argumentan que la propuesta ganadora del concurso es “ostentosa y fuera de contexto”; había mejores proyectos, dicen
Despachos argumentan que la propuesta ganadora del concurso es “ostentosa y fuera de contexto”; había mejores proyectos, dicen
Fotos: César Gómez
21/11/2018
05:50
Rocío G. Benítez
-A +A

Despachos de arquitectura que fueron invitados al concurso de la catedral de Querétaro, presentan en el Museo de la Ciudad, los proyectos con que participaron; son firmas queretanas, de la Ciudad de México y algunas colaboraciones de creativos extranjeros, que en su mayoría no están a favor del proyecto ganador, y abiertamente declararon: “no nos gusta”, por ser un obra “desproporcionada, fastuosa, ostentosa y fuera de contexto”.

Con esta exposición de 14 propuestas, de las 19 que participaron, los arquitectos están mostrando su unión como gremio, su descontento por cómo se desarrolló el concurso.

Quieren que el público conozca las distintas visiones planteadas para que hagan su propia crítica y elección, aunque ya hay una resolución oficial y la catedral será desarrollada por Arquitectura Cúbica, empresa a quien también se le extendió una invitación a exponer, pero no llegaron sus planos ni maquetas.

trabajo_catedral_pag_12_y_13_7.jpg

“No nos gusta el proyecto ganador, no creemos que tenga la calidad que tuvieron otros muchos diseños, las cosas que a los jueces les [parecieron] interesantes para mí son irrelevantes. Irrelevante que una catedral tenga 12 apoyos estructurales como los 12 apóstoles o que la puerta tenga 33 metros de altura como la edad en la que murió Jesucristo.

“Consideramos que es un proyecto muy alto, demasiado intrusivo con la ciudad, no conversa con lo que hay alrededor (…) y creemos que es contradictorio en estos momentos en que hay una crisis tan grande en la iglesia, donde debería mostrar una actitud más humilde, por qué regresar a esa marca de poderío, creemos que no es el momento de dar esos mensajes”, dijo a EL UNIVERSAL Querétaro el arquitecto Miguel Concha.

Con 25 años de trabajo en Querétaro, la firma Miguel Concha Arquitectura no resistió la invitación de participar en este concurso, que describen como irrepetible, y ante la problemática mundial que vive la orden religiosa que ha visto cerrar sus inmuebles o han cambiado de uso, propuso una obra “sencilla, recatada, un proyecto introvertido, pero bien iluminado”, a realizarse con materiales locales, como cantera de Querétaro, mármol de Bizarrón y madera de mezquite de la región.

Su estructura se pensó como un espacio para todo público, utilizando el atrio para múltiples actividades que beneficiarían a los habitantes de zonas cercanas.

“El comité tuvo sus razones, pero [el proyecto ganador] es la antítesis de lo que nosotros estamos haciendo, es una catedral desproporcionada, para mi gusto con una fastuosidad impresionante que va en contra de lo que nosotros estamos queriendo representar en nuestro proyecto”, expresó el arquitecto Octavio O’Farril Madrigal.

La firma JOOF Arquitectura, con más de 30 años de experiencia, presentó el plano para una catedral incluyente, abierta a todo público, fieles ricos y humildes, explicó O’Farril Madrigal. Representa una construcción sobria, majestuosa por su tamaño y dimensiones, “aunque austera, muy económica, pero con toda la dignidad de una catedral”, que filosóficamente une la parte divina (Dios) y la humana (hombre).

trabajo_catedral_pag_12_y_13_3.jpg

“Para los arquitectos el sueño dorado es hacer una catedral, obviamente cuando se convocó y nos invitaron a nosotros nos interesó muchísimo, porque Querétaro nunca ha tenido una catedral, todas las iglesias que han funcionado como catedrales son adaptadas (…) Nos aplicamos mucho, desgraciadamente no fuimos el despacho elegido, pero estamos muy convencidos que la idea con la que proyectamos la catedral era buena, es un proyecto considerado económico, totalmente resuelto estructuralmente, es posible construirlo y está adaptado a las necesidades y los tiempos que está viviendo la iglesia”, agregó O’Farril Madrigal.

Construyendo la catedral del futuro

Marván Arquitectos, Lamarquitectos y Estudio Lamela, despachos de Querétaro, México y España, se unieron para presentar una propuesta muy moderna, con siete grandes cajones, cada uno con su función específica y entradas de luz vertical y horizontal que crean una cruz de luz.

“Participamos para enfrentarnos al reto de pensar cómo debería de ser la catedral del futuro, del siglo XXI. Parte importante del concurso es hacer la propuesta, pensar en el proyecto, y lo segundo es analizar lo que han hecho los demás; si yo hubiera sido jurado, hubiera dado como ganador a otra propuesta, ni siquiera la mía, creemos que hay otras más adaptadas al entorno.

“Por delicadeza siempre es mejor mantenerse en un segundo plano, pero este evento ha sido organizado por todos nosotros, los arquitectos que participamos, y no por quien organizó el concurso, pero hemos invitado a los ganadores y no han querido venir”, dijo Carlos Gómez, arquitecto español.

“Ha sido algo muy padre que todo el gremio, a raíz de la inconformidad de cómo se dio el concurso, se ha unido, el gran aprendizaje de este concurso es que como gremio estamos unidos y eso es lo mejor para la ciudad porque habrá mejor arquitectura”, añadió Rodrigo Marván.

Laboratorio de Arquitectura tiene seis años en Querétaro, y para la catedral realizó un proyecto con tres principios: crear un espacio para todos, sin importante la cultura del feligrés; que fuera fácil de construir, con técnicas tradicionales, mano de obra y materiales locales.

trabajo_catedral_pag_12_y_13_5.jpg

“Sentimos que la situación económica es de cierta incertidumbre, queríamos un proyecto moderado y recatado en donde la grandiosidad viniera de las ideas, no de embarrarle dinero a las paredes, como en señal de respeto a la situación que vive el país; y que fuera una catedral en donde más allá de ser la sede del obispo, sea un lugar de inspiración, esos fueron los lineamientos”, detalló el arquitecto Juan Carlos Kelly.

Sobre el proyecto que ganó el concurso, el representante de Laboratorios de Arquitectura dijo que es un ejercicio que se siente académico, “dudo que se pueda construir y creo que se perdió un poco el mensaje de la iglesia, de ser moderada, a un tema de total ostentosidad y fuera de escala, pero esa es mi opinión y creo que gustó a los que tienen la última palabra. Los proyectos que se exponen aquí son extraordinarios, hay muchísimo talento en Querétaro, y había seis proyectos dignos que podrían haber hecho una súper catedral”, declaró el profesionista.

Luis Hernández, de Javier Sordo Madaleno Arquitectos, firma de la Ciudad de México que presentó un diseño que generaría un gran espacio con una zona verde necesaria para la ciudad, platicó que pese a la crisis que está viviendo mundialmente la iglesia, en este país los proyectos de edificaciones religiosas son constantes.

“En todos lados se están generando estos proyectos, en Celaya se está generando un plan que busca tener una nueva catedral, proyectos grandes como estos en la Ciudad de México se desarrollan a la orden del día, pero yo creo que un proyecto de esta característica es muy importante para una ciudad porque siempre busca la unión entre la población, entonces sí es importante que suceda”, dijo.

De la obra seleccionada para realizar la catedral de Querétaro, el arquitecto Hernández prefirió reservar su opinión, “porque la verdad no estoy muy de acuerdo con lo que ganó, sinceramente lo que puedo decir es que en esta exposición queda claro que hay muchos proyectos, sino es que la mayor de los proyectos, con una mejor calidad arquitectónica, con un mejor trabajo, más serio, y sí hay muchos arquitectos que estamos aquí preocupados por hacer algo bueno para la ciudad, que no estoy viendo en la propuesta ganadora”.

trabajo_catedral_pag_12_y_13_1.jpg


El dato

Catedrales, visiones para la catedral de Querétaro, se inauguró el pasado viernes con la presencia de los líderes y representantes de 14, de las 19 propuestas presentadas al concurso; la exposición permanecerá abierta en el Museo de la Ciudad hasta el 9 de diciembre.

 

 

bft

Comentarios