Actividades recreativas ayudan a la reinserción

Se organizan pastorelas donde participan como actores quienes están privados de su libertad
Actividades recreativas ayudan a la reinserción
Foto: César Gómez
26/12/2018
06:41
Francisco Flores
-A +A

Permitir que los internos organicen y participen en las festividades de Navidad, forma parte de una estrategia de la actual administración estatal con la cual se busca fortalecer el respeto a los derechos humanos de las personas que se encuentran ahí privadas de su libertad, señaló Miguel Ángel Contreras Álvarez, comisionado estatal del Sistema Penitenciario de Querétaro.

A pesar de que el 24 de diciembre no está incluido en las fechas de visita, destacó que por instrucciones del gobernador Francisco Domínguez Servién y el secretario de gobierno Juan Martín Granados Torres, los Centros Penitenciarios de Querétaro permitieron que los internos recibieran a sus familiares.

En estas festividades de diciembre, se organizan pastorelas donde participan como actores quienes están privados de su libertad, “ellos prepararon su vestuario y los guiones de la puesta en escena, además de que tuvieron la oportunidad de realizar posadas en días pasados.

“Ellos (los internos) aprecian mucho la disposición del gobernador, debido a que es una población disciplinada y respetuosa”, enfatiza Contreras Álvarez, quien añade que para el 31 de diciembre ya también se prepara una cena de Año Nuevo, en donde el menú será lomo adobado, acompañado con espagueti, ensalada de manzana, ponche y pan blanco.

Artículo
Actividades culturales hacen llevaderas las fiestas decembrinas lejos de sus familias
Navidad en prisión, un día de luz y convivenciaNavidad en prisión, un día de luz y convivencia

"No debemos de pasar por alto que estamos en un Centro Penitenciario y naturalmente tenemos ciertas restricciones y a pesar de ello estamos haciendo actividades que en este Centros no se realizan. Aquí el orden, respeto y disciplina que existe permite hacer este tipo de actividades”.

Estas actividades formante parte de la reinserción social de los internos, “por eso cuidamos mucho las fiestas especiales que tenemos marcadas en el calendario”.

“No por el hecho de que estén privados de la libertad se les debe de restringir de las actividades que lleven a festejar la Navidad, por eso observamos que hay un buen ánimo en la población penitenciaria”, reiteró.

Detalló que cada Centro penitenciario, de los cuatro que operan en el estado, prepara para estas festividades un menú diferente: “en los cuatro Centros Penitenciarios que operan en la entidad tenemos una población de 2 mil 335 personas privadas de su libertad”.

En San José El Alto, en la capital del estado, operan dos Centros de Penitenciarios, el varonil y el femenil, además de los dos que se tienen en municipios del interior, uno de ellos en San Juan del Río y el otro en Jalpan de Serra.

Explicó que en todos los centros, por ley se tienen en áreas distintas de internamiento en donde se encuentran separadas las personas sentenciadas y procesadas: “aquí en San José, en el Centro Varonil, tenemos en el área de sentenciados a 700 personas, el resto de la población se ubica en la zona de procesados”.

Quienes están preparando los alimentos en la cocina y también elaboran el pan que diariamente comen los internos del Centro Penitenciario, abundó, “son personas privadas de la libertad, que reciben de nuestros chefs y nutriólogos capacitación para cocinar. Los nutriólogos preparan los menús todos los días y nuestros internos cocinan, actividad por la cual reciben una remuneración”.

 

arq

 

Comentarios