Arquería, juego de acción en equipo

La franquicia Tager Archery lleva la diversión a domicilio, los participantes pueden explotar sus actividades, el tiro con arco les permite tener más concentración y ser disciplinados
Tager Archery, Jugar, Flechas, Staff, Campamento, Vacaciones, Verano, Diversión
Foto: Luis Sánchez
27/07/2017
04:18
Karla Castillo
-A +A

Preparados, listos… ¡a jugar!, esas fueron las palabras que escucharon los participantes antes de correr desenfrenados a tomar sus elementos de batalla: un arco de madera y algunas flechas. Entonces comenzó la acción, los jugadores tiraban de la cuerda, se resguardaban y corrían para descalificar a sus contrincantes.

Así es “Tager Archery”, una nueva y divertida modalidad de juego de acción que se puede realizar en equipo.

Desde muy temprano, el staff conformado por Ronaldo, Jean Carlo, Benjamín, Brenda, Pabel y Mauricio, se reunió en un punto estratégico para alistar el material necesario; subían a la camioneta bunkers inflables, caretas, casacas y bebidas hidratantes, entre otros artículos, con el fin de prepararse para la acción.

En punto de la una de la tarde, arrancaron sus motores con el objetivo de llevar la diversión a otro nivel. Para este viaje, el destino fue un campamento que alberga a más de 500 jóvenes de toda la República, quienes se encontraban disfrutando de su primera semana de vacaciones de verano.

A unos escasos 15 minutos de iniciar con juego, el equipo realizó una parada para estirar las piernas y platicar un poco de antes de entrar en acción.

“Esto es una especie de ‘quemados, pero con arcos. Llevamos este servicio a escuelas, empresas, campamentos, eventos privados, en fin, a donde nos lo soliciten, lo único que necesitamos es un espacio de concreto o pasto, basta con que el piso no tenga gravilla para evitar accidentes y nosotros nos instalamos”, comentó Mauricio Aceves líder de la franquicia.

Continuaron con su camino, a lo lejos se podía visualizar el tercer monolito más grande del mundo, la Peña de Bernal, un atractivo representativo del municipio de Ezequiel Montes, el cual sería el marco perfecto para las batallas.

Los letreros nos indicaban que estábamos cerca de nuestro destino, “Palabra de vida”, un recinto recreativo para niños y jóvenes.

El juego.

La batalla se llevó a cabo en un campo adaptado de 30x15 metros, dividido en dos cuadrantes. En el centro se instaló el área llamada “zona segura”, es ahí en donde se colocaron las flechas y los arcos. Cada equipo contó con el apoyo de bunkers de protección, es decir, inflables cuadrados y triangulares, cada uno de un metro por 60 centímetros.

Previo al juego, los curiosos pudieron pasar al área de prueba, en donde el staff les mostró diversas acciones que se realizan durante el entretenimiento, desde como tomar el arco, trucos para lanzar con fuerza cada una de las flechas, hasta la forma de acertar al objetivo.

Los primeros en aventurarse fueron los equipos de “Ucrania” y “Brasil”; un duelo de chicos contra chicas que emocionó a los campistas. Cada grupo se conformó por cinco integrantes, quienes al escuchar el primer pitazo, salieron corriendo para tomar un arco.

En seguida los partícipes regresaron a sus cuadrantes, en ese momento la lluvia de flechas inició acompañada por una serie de gritos de apoyo y precaución.

“Pueden participar desde los cinco años de edad en adelante, el objetivo es eliminar en el menor tiempo posible al equipo contrario utilizando únicamente los elementos antes mencionados. Si les pegan en cualquier parte del cuerpo, están fuera; únicamente está exento el arco para contar como punto. Son 10 minutos de juego tiempo corrido, claro si no los liquidan antes”, explicó Mauricio.

La situación estaba reñida, las chicas de Brasil salían poco de su área de resguardo pero lanzaban un sinfín de misiles, mientras que los jóvenes de Ucrania se armaban de valor saliendo al campo para evadirlos.

Entonces llegó el momento en que el juez principal pitó para avisar que era tiempo de que un integrante de cada equipo corriera a la zona segura para recoger la mayor cantidad de flechas posibles. Poco a poco las integrantes de Brasil fueron cayendo, para dejar al final como victoriosos al grupo de Ucrania.

“El tager contribuye al trabajo en equipo, además no es necesario tener una condición física específica, o una edad muy corta, ser alto, chaparro o flaco, en fin, lo que importa es tener una estrategia, ver las habilidades de cada uno y sacarles provecho. Es un juego interactivo, ágil y muy rápido”, expresó Mauricio, el arquero profesional.

El primer “tager” en México.

David Vargas y Karen Meza, entrenadores de la selección de Tiro con Arco de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), alentaron a Mauricio a difundir este deporte hacia la sociedad de una manera innovadora.

“El inicio fue muy divertido, en realidad, yo soy fotógrafo de profesión y me desempeñé en ese ramo por 15 años, y por otros 15 también como diseñador ya que soy licenciado en Artes Visuales. Además, practico tiro con arco hace cinco años en la UAQ. En una plática con los directores sobre la intención de generar un negocio derivado del deporte, salió el nombre de Tager Archery”, comentó Mauricio

La historia data de hace seis años, cuando el estadounidense John Jackson inventó este juego de flechas con punta suave, el éxito fue inmediato y se creó una franquicia.

Al enterarse del novedoso juego, Mauricio contactó a los empresarios estadounidenses esperando ser candidato para obtener una franquicia y así poder abrir un negocio de este tipo en México, después de poco tiempo recibió una respuesta positiva que le brindó la oportunidad de instalar la primera extensión de la marca en nuestro país.

Talento en evolución.

Dentro del staff se encontraban dos jóvenes arqueros que buscan explotar sus habilidades, Brenda Rodríguez, estudiante de la licenciatura en Sicología y Benjamín Castañeda, alumno de la Facultad de Informática; ambos integrantes del club deportivo de la UAQ desde hace más de un año.

Para ellos, el tiro con arco es un deporte que les ha ayudado a incrementar la paciencia en distintos ámbitos de su vida, tanto en lo escolar como en lo personal.

“La certeza con la que uno se para frente a un objetivo, exige gran concentración mental, pero si no estás bien en tu cabeza, ni físicamente, es prácticamente imposible dar el cien. A mí me ha ayudado a estar más enfocada en mis estudios y ser más disciplinada en distintos puntos de mi vida”, expresó Brenda.

En el poco tiempo que lleva practicando este deporte, ya ha participado en el Regional de arco, en el estado de Aguascalientes, en la modalidad de compuesto; sección que cuenta con tan sólo tres mujeres dentro de la institución, aunque la arquera mencionó que en este 2017 el interés de féminas por el tiro con arco se ha incrementado.

Por su parte, Benjamín ha estado inmerso en el mundo del acondicionamiento físico toda su vida y ha practicado varios deportes como natación y futbol, actualmente ha indagado en esta actividad, desarrollando una gran pasión.

Asimismo, ha participado en eventos internos de la Universidad como la Copa Autonomía e “Indoor”, un concurso que se realiza entre las diferentes facultades.

“Mi equipo es como una gran familia, nos comunicamos, nos apoyamos y cada día es un aprendizaje nuevo. Mis compañeros me instruyen y en cuanto al tager, me invitaron a participar en el grupo de apoyo. Me gusta ver cómo los participantes tienen la expectativa de que es muy difícil, pero al practicarlo se dan cuenta que la adrenalina es más poderosa”, concluyó Benjamín.

Comentarios