“La ayuda fue un gran impulso para nuestra producción”

A un año y medio de la creación de la Secretaría de Desarrollo Social se logró construir lineamientos jurídicos, coordinar programas y generar una estrategia integral
Compartir
Apac, Sedesoq, Querétaro, Hombro con Hombro, Institución, Camino Real, Coinversión Social,
Foto: Gonzalo Ibañez
19/06/2017
03:09
Gonzalo A. Flores
-A +A

Dicen que de los males hay que sacar lo mejor. Así pasó con Arizbé García y Moisés Aguillón, padres de familia que hace ya varios años enfrentaron juntos un mal común que padeció su hija: la pediculosis, que consiste en la aparición de piojos en el cabello. Derivado de esto, conocieron las bondades del árbol Neem, con las cuales decidieron emprender y crear una marca propia de productos de higiene y cosméticos.

Como toda madre preocupada por atacar el problema de su hija, Arizbé García recurrió a los productos comerciales, en específico shampoos, que venden en cualquier farmacia; sin embargo, la pequeña resultó alérgica a los ingredientes activos, lo que tuvo consecuencias más graves para su salud.

“Hasta le provocaron un ataque respiratorio, por lo que le suspendimos la aplicación por completo, pero me dí a la tarea de buscar algo alternativo, que no le provocara esas reacciones y precisamente dí con el Neem”, contó la madre de familia.

El Neem, es un árbol originario de la India, pero llegó a México, sobre todo a los lugares húmedos y, en este caso, los insumos para hacer nuestros productos nos los envían de Mérida, Yucatán”, añadió Arizbé.

Con la intención de superar lo más pronto el mal, Arizbé y Moisés se informaron y buscaron cómo utilizarlo y aplicárselo a su hija, hasta que lograron erradicar la pediculosis.

“Después, yo seguí buscando información, me metí más y más hasta conocer a fondo las propiedades del Neem, supe que se puede utilizar en cosméticos, shampoo, jabones, cremas”, señaló.

“Las propiedades que tiene el árbol son muy buenas, porque fortalece el sistema inmune de las personas y, por lo mismo, ayuda para el tratamiento de muchas enfermedades como es la hipertensión, la diabetes”, añadió.

“También se utiliza mucho para la agricultura, como fertilizante y pesticida a la vez; aunque no reacciona igual que los pesticidas químicos, pues a la hora que las cosechas están rociadas con el aceite de Neem, los insectos y plagas que coman esto comienzan a verse afectados en su sistema digestivo y ya no comen. Además de que también les afecta en su reproducción, pues al contacto con el Neem los insectos ya no pueden poner huevecillos”, ahondó la también beneficiada del programa Hombro con hombro, que ofrece la Secretaría de Desarrollo Social de Querétaro (Sedesoq), en plática con EL UNIVERSAL Querétaro.

Al árbol de Neem, Azadirachta indica según su nombre científico, lo reconocen en la India como “La farmacia del pueblo”, por su amplio espectro de usos para tratar enfermedades humanas y revitalizar el sistema inmunológico; podría decirse que esta especie es posiblemente uno de los más poderosos purificadores y desintoxicantes de la sangre, de origen totalmente natural.

Arizbé y Moisés supieron que la corteza, las semillas, las hojas, los frutos y el aceite del árbol de Neem contienen substancias responsables de importantes beneficios a la salud humana, pues funciona como antiviral, antipirético, antiansiedad, antimicrobial, antinflamatorio, antihelmíntico, antifúngico, antitumora, estimulante del sistema inmune, antibacterial y analgésico; aunque encuentra su propiedad más importante en la revitalización del sistema inmunológico en todos los niveles, y ayuda al cuerpo a combatir infecciones incluso antes de que el sistema actué en defensa.

Fueron 25 mil pesos los que Arizbé y Moisés recibieron como apoyo de la Sedesoq, en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro, dentro del ejercicio fiscal 2016.

Ellos, antes de este apoyo y a raíz del conocimiento adquirido sobre el Neem, se dieron a la tarea de crear su propia marca de productos de higiene diaria y cosméticos, denominada Pimy Neem Natural.

Los esposos aprendieron la elaboración de shampoo, jabón y cremas de forma casera, con una producción discreta, en donde los ahora emprendedores aplicaron sus cocimientos del bondadoso árbol y comenzaron su comercialización; sin embargo, la empresa necesitaban un impulso para tener mayor potencia en su ingreso al mercado.

“El nombre de Pimy nace por una combinación de los nombres de mis hijos, eso es algo que pocos saben. Es un proyecto que, trabajando en forma, lleva ocho meses y el apoyo que recibimos nos significó un gran impulso en nuestra producción, conseguir más insumos, materiales, moldes; antes teníamos que esperar a que nos pagaran para poder generar producción, pero ya con esto pudimos tomar pedidos y surtirlos”, comentó.

Actualmente, Pimy Neem se comercializa principalmente en tiendas naturistas y orgánicas que se han interesado en su distribución; por lo que poco a poco Arizbé García y Moisés Aguillón han visto que su esfuerzo rinde frutos y sus vidas encuentran nuevas oportunidades de desarrollo.

Compartir

Comentarios