“Esta casita le da un giro total a la vida de mi papá”

Jacinto, de 80 años, es uno de los beneficiados del programa Hombro con Hombro
Hombro con Hombro, Vivienda Digna, Laguna de Pizquintla, DIF, Querétaro
Tras registrarse en el programa, a don Jacinto, de la comunidad Laguna de Pizquintla, le entregaron los materiales para la construcción de un cuarto. (RICARDO LUGO. EL UNIVERSAL)
07/06/2017
03:49
Gonzalo A. Flores
-A +A

Don Jacinto Silva tiene 80 años. A pesar de su edad, dice su hija, a él siempre le ha gustado tener su espacio, sus cosas y depender lo menos posible de los demás.

Por eso, el ser beneficiado por el programa Hombro con Hombro, Vivienda Digna significó para don Jacinto un mejor lugar para vivir.

Su casa se encuentra en la comunidad Laguna de Pizquintla, en el municipio de Jalpan, lugar al que llegó hace 36 años y donde poco a poco construyó los cuartos donde ahora vive con su hija; sin embargo, había quedado pendiente la construcción de un lugar exclusivo para don Jacinto.

“Esto representa una gran ayuda para nosotros, pues a mi papá siempre le ha gustado tener su espacio, no le gusta estar con uno y quiere su privacidad”, platica María Luisa Silva.

La hija de don Jacinto dice que el único cuarto que queda en pie está hecho de varas de madera: “Ahí es donde se quedaba, por lo que cuando nos dijeron que sería uno de los beneficiados en verdad me dio mucho gusto”.

Tras conocer la noticia, María Luisa le contó a sus hijos, nietos de don Jacinto, pues para hacerse acreedor al material de construcción por parte de las instancias gubernamentales, el beneficiado debe poner la mano de obra para construir su cuarto.

“Mis hijos también se pusieron contentos y me dijeron que debíamos buscar la forma de conseguir lo de la mano de obra, pues la ayuda no se desprecia, vimos como conseguir lo que nos hacía falta y todos le echamos ganas, afortunadamente y bendito Dios ahí ya está su casita, es un cambio que le da un giro total a su vida”, expresa María Luisa, quien además dice que tardaron un par de meses en terminar el nuevo cuarto con su baño completo.

Don Jacinto y su familia recibieron a la presidenta del Sistema Estatal DIF, Karina Castro, y a todo su equipo en su casa para celebrar que por fin se terminó de construir el nuevo espacio.

Pollo en mole verde, arroz, tortillas y agua de tamarindo fue lo que compartieron en la mesa, luego del acto protocolario de la entrega del apoyo.

Ahí también la nieta de don Jacinto leyó unas palabras para la esposa del gobernador: “Gracias a su trabajo y esfuerzo de gestión han hecho realidad el programa Hombro con Hombro, con el que ahora los adultos mayores tendrán una habitación digna y una mejor calidad de vida”.

“Todos trabajamos, mis hijos, yo, y ahora, aunque batallamos, ya tenemos nuestra casa para dejarle a las próximas generaciones, porque don Jacinto ya es bisabuelo”, dice María Luisa.

Quienes pueden hacer uso del beneficio del programa Hombro con Hombro, Vivienda Digna son aquellas personas y familias que no cuentan con una vivienda o las condiciones para habitar dignamente.

Programa, activo desde 2016. En el caso de los municipios serranos, el titular del Instituto de Vivienda del Estado de Querétaro (IVEQ), German Borja, explicó que hay encargados de valorar quién es candidato a recibir el apoyo de las solicitudes que se reciben, ya que no todas son aceptadas.

 

German Borja reveló que dentro del programa de Hombro con Hombro, Vivienda Digna llevan mil 06 acciones de ayuda en todo el estado, y estimó que de ese total, 70% ha sido destinado para madres solteras.

El funcionario estatal resaltó que son 11 municipios en los que se ha aplicado este programa, pero aclaró que de las mil 06 viviendas totales “hasta el momento, tan sólo en los municipios serranos de Arroyo Seco, Landa de Matamoros, Jalpan y Pinal de Amoles se han hecho 559 unidades habitacionales.

“El antes y después sí impacta en nosotros”, recalcó el funcionario y detalló que en Jalpan se han construido hasta el momento 157 viviendas, en Arroyo Seco y Pinal de Amoles se lograron 105 obras, mientras que en Landa de Matamoros se hicieron 194.

Cada una de las viviendas que se entregaron tienen un valor de 135 mil pesos en inversión dividida entre federación, estado, municipio y el beneficiado que aporta la mano de obra.

“Un dato importante es que de las mil 06 viviendas, 70% [fueron destinadas] a madres solteras; creo que ayudar a personas que nunca creyeron tener su casa es algo prioritario”, finalizó.

Comentarios