Teresa García Gasca: “Sin presupuesto, sólo son buenas intenciones”

“Reforma no habla de asignar recursos a universidades”
 Teresa García Gasca: “Sin presupuesto, sólo son buenas intenciones”
Foto: Archivo, El Universal
11/05/2019
07:22
Zulema López
-A +A

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, alertó que la Reforma Educativa debe acompañarse de presupuesto, para que la gratuidad en la educación superior no se quede en buenas intenciones.

En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, la rectora externó su preocupación por la falta de claridad respecto a la forma en que se aplicará la gratuidad, pues si se afectan los ingresos de las universidades se pondría en riesgo su operación.

La Reforma Educativa abarca lineamientos importantes: inclusión, gratuidad, obligatoriedad y universalidad; pero indicó que es necesario respetar los filtros que las universidades implementan para el ingreso del alumnado.

Resaltó que el Estado se encuentra obligado a dar las facilidades para que se cumplen los lineamientos, de ahí que debe definir cómo lo hará, y estipular los recursos para que se implementen; todo sin dejar de tener en cuenta que cada individuo decide si cursa o no la educación superior.

La Reforma Educativa, con los lineamientos de hacer obligatoria la educación superior, ¿qué impacto tendría?

—La Reforma Educativa indica, entre muchos otros principios, como la inclusión, la equidad, principios importantes, otros, que son la obligatoriedad, la gratuidad y la universalidad.

La obligatoriedad es del Estado, es decir, en términos de la educación superior, quien está obligado a dar todas las facilidades, y cubrir todas las necesidades para que se puedan llevar a cabo los estudios de educación superior es el Estado, el gobierno.

El individuo mayor de edad decide si hace o no su carrera universitaria. En ese sentido, la obligatoriedad está clara, lo que no está claro es cómo el estado va a garantizar el cumplir con esas necesidades.

No queda claro el alcance de la gratuidad, en términos de ¿para quién es la gratuidad? Si es hasta posgrado, o posgrado no entra; si nada más se trata de cubrir las cuotas, es decir: la gratuidad para las cuotas de inscripción y de reinscripción, o si se trata de todos los servicios académico-administrativos. Eso no lo indica con claridad.

Tampoco estipula con precisión que se va asignar un recurso suficiente para que las universidades puedan cumplir con este precepto de la gratuidad.

En ningún lado de la Constitución o de la Reforma Educativa queda aclarado la asignación de recursos, eso es muy importante.

Parte importante de los recursos que las universidades públicas generamos tiene que ver con estas cuotas por servicios académico-administrativos.

En el caso de la UAQ, los servicios académicos, el paquete completo, suma más o menos 400 millones de pesos y, para nosotros, ese recurso es muy importante, porque es con el que completamos la nómina anual. Sin ese recurso, nosotros no vamos a cumplir con la nómina, entraríamos en una situación crítica.

Esto no lo dice la Reforma Educativa con precisión, en ningún lado, no habla de asignar recursos a las universidades públicas, y esa es la preocupación grande que tenemos en términos de presupuesto.

Artículo
Mecanismos para su ejecución no son claros, señala
“Reforma no garantiza calidad educativa”: Agustín Dorantes“Reforma no garantiza calidad educativa”: Agustín Dorantes

¿Todo dependerá ahora de las leyes secundarias?

—Efectivamente. Ahora nos vamos a las leyes secundarias, en donde se tienen que definir, con claridad, todos estos alcances. Se tiene que definir qué es la gratuidad, hasta dónde va a abarcar, y quienes van a gozar de este derecho.

Se tiene que definir la gradualidad, porque también se habla en la Constitución, en la Reforma Educativa, de que se aplicará de forma gradual, y no se indica que es la gradualidad.

En el caso de la universalidad, establecer, claramente, que van a respetar los criterios de las universidades públicas para los procesos de admisión de los estudiantes porque, definitivamente, este tema es muy delicado en cuanto a la infraestructura, la capacidad instalada, la planta docente, la sobresaturación de algunas carreras, los campos laborales.

Es un tema muy delicado que se tiene que estudiar con mucho cuidado. Digamos que esos son los huecos que tiene la Reforma Educativa desde la visión de la educación superior.

¿Hay esperanza de que para esos huecos se tome en cuenta, o se cite a las universidades? ¿Para esas leyes secundarias?

—El día 29 de abril nos pudimos reunir con el presidente de la Comisión de Educación del Senado y, justamente, nos aseguraba la posibilidad de poder participar en la generación de las leyes secundarias.

Tenemos también en vistas, una reunión con el secretario de Educación, con Esteban Moctezuma, en los próximos días.

Lo que vamos a platicar con él es justamente que se nos permita a las universidades aportar y generar propuestas que se vean plasmadas en las leyes secundarias y que, de esta manera, garanticemos [que se cubran] estos huecos que quedaron en la Reforma Educativa.

De otra manera, queda todo ambiguo, se da todo a la interpretación y, en determinado momento, cuando haya una discrepancia, vamos a depender de la interpretación de las leyes y, eso sí nos deja en vulnerabilidad.

Artículo
Reforma no es clara al otorgar plazas; puede usarse de forma electoral, dice
Morena será responsable del retroceso educativo: Luis NavaMorena será responsable del retroceso educativo: Luis Nava

¿Algo que no le haya preguntado sobre esta preocupación, del trabajo y el interés que tienen de las universidades?

—Nosotros en la UAQ obviamente valoramos la gratuidad y la universalidad; nosotros estamos convencidos de que nadie se debe quedar sin estudiar por una cuestión económica, o por falta de oportunidades. Definitivamente es algo que en México hace mucha falta.

La educación, así como la ciencia, la tecnología, el arte, es motor de desarrollo, y es muy importante que todos tengan esta oportunidad, pero, para poder lograr que todo sea real, necesitamos un proyecto sólido y bien estructurado.

Sin presupuesto suficiente se va a quedar en puras buenas intenciones o, en caso contrario, vamos a incumplir, las universidades nos vamos a ver imposibilitadas a cumplir con las expectativas, con los preceptos.

Tenemos que escucharnos, dialogar y poder construir juntos un proyecto para la educación superior que nos lleve a cumplir con estos principios de gratuidad y universalidad, para que nadie se quede sin realizar sus estudios universitarios por cuestiones económicas, o por falta de oportunidades.

Enfatizar: no es que estemos en contra, de ninguna manera, pues lo que más nos interesa a las universidades es justamente, que los jóvenes tengan la oportunidad; pero lo que sí necesitamos es que sea un proyecto bien estructurado.

Comentarios