Romy Rojas: "Urge en todo el país un crecimiento urbano ordenado"

“No respetar planeación de ciudades ahonda la brecha social"
Lograr una reforma constitucional que permita un crecimiento anillado y ordenado en todo el país es el objetivo de la Redsedum
Foto: Demian Chávez
15/01/2019
06:12
Víctor Polenciano
-A +A

Lograr una reforma constitucional que permita un crecimiento anillado y ordenado en todo el país es el objetivo de la Red de Secretarios de Desarrollo Urbano de México (Redsedum), afirmó su presidenta y titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del gobierno del estado de Querétaro, Romy Rojas Garrido.

En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, detalló que es urgente armonizar el artículo 115 constitucional con los lineamientos de la federación, y estos a su vez, con el estado y los municipios, sin que ello represente una transgresión a la autonomía de los municipios, pero sí la eliminación de los vacíos de la ley que fomentan cómodas interpretaciones de la misma, que permitan ordenar las políticas de desarrollo, y que los municipios no otorguen permisos de diferente índole que no velen por el bien de la metrópoli, del estado y el país.

Para lograrlo, la Redsedum, creada hace dos años en el seno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), tendrá estrecha relación con el gobierno federal.

entrevista_rommy_pag_12_y_13_1.jpg

¿Cómo ha sido el trabajo al frente de la Red Nacional de Secretarios de Desarrollo Urbano?

—Ha sido un trabajo sumamente gratificante, que ha rebasado las expectativas de lo que yo imaginaba que podía ser la red, porque representa una ventana de oportunidades inagotable. La realidad es que el desarrollo urbano no ha sido tratado como la potencia que es en nuestro país, entonces, eso representa una gama de oportunidades que es infinita, que no ha sido explotada en lo absoluto, y que hemos sido omisos las autoridades a lo largo del sendero del diseño de nuestro hogar que es nuestro país, nuestro México.

¿Cuáles han sido los retos más importantes que se han logrado superar?

—Los retos más importantes fueron unir a los secretarios de las 32 entidades, en donde todos compartiéramos absolutamente la misma filosofía. Al momento en que ya tenemos una misma visión sabemos con mucha claridad qué es lo que queremos lograr, y sabemos de la gran relevancia que tiene nuestra actividad en la Redsedum, donde estamos en un momento histórico, que si no aprovechamos las circunstancias que aún hoy tiene nuestro México, puede seguir en esa inercia que ha traído grandes y enormes vicios que se pueden convertir, como su nombre lo dice, en una enfermedad crónica.

¿Cuáles son estos vicios?

—Que no se respeta la planeación de las ciudades, cada vez se hace más grande la brecha social. Por ejemplo, para los grandes desarrolladores, como es más barata la tierra en las orillas de las ciudades, hacen desarrollos de vivienda vendiendo al ciudadano la figura de un condominio de vivienda con mayor seguridad, por así decirlo, en donde lo segregan de su centro de población, y nosotros tenemos que ir creciendo policéntricamente, donde tenemos nuestro mayor equipamiento urbano, y así se debe de ir creciendo con base a esos anillos, y lejos de ir creciendo en ese orden en todo el país vamos creciendo del anillo más alejado de la urbe porque nos es más conveniente, porque, como ejemplo, ahí vale 30 pesos el metro cuadrado la tierra, y al momento en que pasa una nueva vialidad que ni siquiera construyeron ellos, sino el gobierno, la venta del metro cuadrado asciende a 3 mil pesos, luego entonces, no hay negocio ni lucro más grande en nuestro país que la especulación de la tierra.

Esto, ¿qué provoca? Una enorme segregación social. Evidentemente, en esos anillos viales alejados lo que tenemos es una enorme inseguridad, y la gente que invirtió su capital lo hizo en un lugar donde no tiene acceso a transporte público, donde su centro de trabajo queda sumamente alejado, donde hospitales, escuelas, etcétera, ni cómo acceder a ellas, por lo que abandonaron esas viviendas.

También hay una enorme falta de respeto a nuestros recursos naturales, y es algo que lo hacemos consciente, y es por lo que digo que hemos sido sumamente omisos, entonces, es momento de poner un alto a lo que está pasando y aprovechar esta oportunidad que se nos dio en 2016, en donde se crea la Conago, porque se empieza a detectar que precisamente el origen de todo lo que nos estaba sucediendo en materia de seguridad y transporte público no es otra cosa que un espejo de una falta de respeto a la planeación de nuestras ciudades.

En ese sentido, ¿cómo se encuentra Querétaro?

—Desde el punto de vista de la autoridad lo estamos tomando con mucha seriedad, mucho compromiso, tope donde tope. Tenemos el compromiso total e incondicional por parte del gobernador del estado, pero nosotros no hacemos el desarrollo urbano solos, lo hacemos autoridades, empresarios y ciudadanos; entonces, si no estamos juntos en esta tarea son esfuerzos aislados, de tal manera que uno de los principales objetivos de la red es concientizar sobre lo grave que está sucediendo, y cada día es más doloso.

¿Cuáles son los grandes retos?

—Llevarlo a la ley, porque para cualquier ciudadano en el mundo, lo que no es ley no lo respeta. La ley es lo único que no se negocia, entonces, esto lo necesitamos llevar ante el Senado de la República, acompañados de legisladores y empresarios éticos que entiendan perfecto por lo que ha estado pasando en nuestro país durante décadas. Y lo sabemos todos los secretarios, mediante una iniciativa de ley en donde no haya de esas cómodas interpretaciones de la ley del artículo 115 constitucional, donde aclaro puntualmente, jamás invadiremos la autonomía constitucional de los municipios.

Es decir, nosotros no estamos peleados con la autonomía que tienen los municipios, la reconocemos y la respetamos, pero todo tiene un límite, siempre y cuando sus políticas estén alineadas a las políticas del bien común de un Estado, y el Estado a su vez con el bien común de todo nuestro país.

No es algo difícil de hacer, requiere voluntades, no dejándolo en la vulnerabilidad de que dependa de voluntades políticas necesitamos de la unión de grandes empresarios, desarrolladores, académicos, estudiantes, líderes de opinión en la materia y ambientalistas.

¿Ya se trabaja la iniciativa?

—Tenemos el proyecto de iniciativa de ley, que lo logramos a través de cinco reuniones nacionales que hemos tenido en la Redsedum. Fue muy sencillo llegar a los mismos principios que debemos trabajar, ahora lo que sigue es avenirnos de todos aquellos expertos en legislación urbana a nivel nacional, para ser respetuosos de lo que nos establece la Constitución, y ponerle un alto a una situación que ya no se puede postergar.

¿A qué se debió la desunión inicial entre los secretarios?

—Nunca hubo desunión, sino más bien incredulidad, es difícil creer en proyectos de gobierno entre nosotros mismos, pensamos que va a ser un evento político, ir a la foto y regresar cada uno a su estado. Al momento en que vieron que teníamos una agenda que representa parte de la ética y parte de la responsabilidad, que es única porque todos los 32 secretarios tenemos circunstancias irrepetibles, se generó entusiasmo y un gran compromiso.

¿Cómo vislumbra este proyecto frente a la entrada de la nueva administración?

—Estamos optimistas por lo que ellos han declarado, en donde uno de sus principales objetivos es la no corrupción y, es cierto, la corrupción más grande que ha habido en nuestro país tiene nombre y apellido y se llama el no respeto del desarrollo urbano.

entrevista_rommy_pag_12_y_13_2.jpg

¿A qué tiempo se tiene proyectado concretar esto?

—No es una tarea fácil hacer una reforma de ley; sin embargo, yo tengo como fecha el 30 de abril que se me cumple mi ciclo, pero voy a buscar la reelección precisamente para dar continuidad a esto. En esta red no se ven colores, no se ven partidos, no hablamos de política, realmente hay algo muy bonito que es querer activar por nuestro México.

En el plano individual, ¿cómo ha sido esta tarea?

—Es complicado salir de Querétaro, porque me tengo que desaparecer completamente de aquí esporádicamente, e imagínate el chambal que tengo aquí [pendiente].

Sin embargo, he tenido un enorme apoyo por parte del gobernador, él sabe que yo no le fallo en ninguna de las tareas que tengo, tengo el apoyo de mi familia, de mi esposo, el apoyo de mis colaboradores más cercanos; entonces, realmente no me ha sido difícil porque me apasiona.

¿Cómo es que se forma esta red de secretarios?

—Surge de la Conago. En una de las reuniones que tuvieron los gobernadores, el transporte público se convirtió en un tema que todos hablaban por ser tan disfuncional, y la razón es muy sencilla: el desarrollo urbano de México es sumamente deficiente, y ahí es donde se mete la iniciativa de que se cree una red de secretarios de Desarrollo Urbano, y es en febrero de 2016 cuando se aprueba la Redsedum.

¿Existen más datos sobre el trabajo de la red?

—Hay un número escalofriante y que con ese dato te digo todo. Hace tan sólo 20 o 30 años, 40% de la población de nuestro país vivía en comunidades rurales, hoy es 89% de los ciudadanos mexicanos, independientemente de que hayan pertenecido a una comunidad rural, que quiere vivir en la ciudad porque está sumamente desequilibrado el desarrollo urbano del estado.

Todo siempre se viene hacia las zonas metropolitanas, y es escalofriante, ¿qué va a pasar con nuestras comunidades rurales, con el campo mexicano? Esa es una de las consecuencias, a parte de la fuga de talentos y la desaparición de su arraigo y orgullo, de su sentido de pertenencia y permanencia.

¿Qué estado tiene el mayor problema de desarrollo urbano en el país?

—Son los estados que tienen la mayor inseguridad en nuestro país, así de sencillo. Lo tenemos totalmente comprobado con datos fríos y certeros.

¿Cómo está Querétaro en esa escala de problemática?

—En Querétaro no somos el mejor ejemplo, pero es hoy día que actuemos en consecuencia de revertir esta situación. En Querétaro estamos en un momento en que hemos tenido tanta migración que si no nos alineamos, las zonas metropolitanas, con una misma filosofía hacia esto, pues ya vemos lo que nos está pasando: tenemos una asfixia vehicular y es producto de esto, hablamos de “mantener la calidad de vida”, que es nuestro verdadero imán natural del constante progreso económico de nuestro estado. Es nuestra chamba de todos los que somos funcionarios, mantener la seguridad y la calidad de vida.

¿Este proyecto llega tarde o llega a tiempo?

—Llega como todo en la vida cuando hay crisis, y las crisis son ventanas de oportunidades que si se capitalizan logran revertir exitosamente todo. Todo cambio real comienza por uno mismo, y yo, Romy Rojas Garrido, no dejaré pasar la oportunidad como urbanista para arrancarle a la vida este sueño que viene acompañado de los más grandes y nobles ideales.

 

 

 

bft

Comentarios