Fernanda Arboleda Castro: “Falta reglamentar el cannabis medicinal”

Primero se debe sensibilizar a la comunidad médica, señala
Fernanda Arboleda Castro: “Falta reglamentar el cannabis medicinal”
Foto: Especial
20/10/2019
04:12
Domingo Valdez
-A +A

El uso del cannabis para el tratamiento de diferentes padecimientos, como cáncer y enfermedades crónico-degenerativas, es algo que falta en el marco regulatorio para masificarse y ser mejor aceptada, expone la especialista en medicina del dolor y cuidados paliativos, y experta en cannabis medicinal, Doctora María Fernanda Arboleda Castro.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, la experta de origen colombiano puntualizó que el cannabis es una herramienta medicinal para los tratamientos de enfermedades crónicas como epilepsia, y neurología como esclerosis múltiple, mal de Parkinson, “pero no es una droga milagrosa, como se le está viendo en muchos lados”.

¿Cuál es su experiencia profesional?

Estudió en el Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, en la Ciudad de México.

Los últimos años he estado en Montreal, Canadá, haciendo investigación en cannabis medicinal, es decir, muy dedicada y muy inmersa en el tema del cannabis, sobre todo en pacientes con dolor crónico y con pacientes con cáncer avanzado.

Actualmente trabajo en un clínica especializada en cannabis medicinal en Montreal, donde hemos visto a más de 7 mil pacientes. Además trabajo con Khiron, compañía líder en Latinoamérica en todo la que tiene que ver con cannabis medicinal. Soy la directora internacional de Servicios Médicos.

Desde Khiron buscamos difundir el tema de la cannabis medicinal, porque hay muy poco conocimiento sobre este tema, además de que buscamos desarrollar investigación que también es clave, a través de estudios clínicos con el cannabis medicinal para desarrollar tratamientos, así como la apertura de clínicas como en Canadá.

¿Cuál es la aceptación de la cannabis para uso medicinal en los países de Latinoamérica?

—El primer país en el mundo que regularizó el uso de la cannabis fue Uruguay, en 2013, y luego fue Canadá hace apenas un año, aunque en ese país de Norteamérica desde 2001 se usa con fines medicinales.

Hablar de estigmas o prejuicios contra la cannabis es un realidad, no sólo en América Latina. Los mitos que hay en relación al uso de la marihuana son en todas partes del mundo, desde América Latina, Norteamérica, inclusive vemos el estigma en Europa, Australia, en el mundo entero.

Esto ocurre porque nacimos en una era prohibicionista, en donde desde que nacimos nos hablaron que la marihuana está asociada con peligros, droga y adicción. En ese grado de desinformación en el que hemos estado han aumentado esos prejuicios, pero eso es en todas partes.

¿Cuál es el reto para la aprobación de la cannabis?

—Esa idea es el reto al que se enfrenta, se tiene que combatir esa desinformación a través de la sensibilización de la comunidad médica, los pacientes y la sociedad en general.

Una parte importante para el mayor uso de estas terapias es la aceptación por parte de la comunidad médica, pues a las clínicas especializadas llegan los pacientes preguntando por los tratamientos. 

La falta de regulación, que los pacientes tengan que acceder a la marihuana en el mercado negro y tengan que exponerse a riesgos, porque no hay un respaldo sanitario, es grave.

¿Está crecido la aceptación de la cannabis para uso medicinal?

—Poco a poco el respaldo de la comunidad médica a este tipo de terapias avanza, pues hay mucho interés por parte de algunos médicos por aprender el uso del cannabis medicinal. Un ejemplo fue el simposio que hicieron recientemente, donde la asistencia de médicos fue amplia, demostrando el interés por conocer del tema.

El interés abarca varias ramas de la medicina, pues por igual acuden especialistas en dolor crónico, cuidados paliativos o pacientes con enfermedades avanzadas, especialistas en epilepsia y neurología, esclerosis múltiple, así como mal de Parkinson.

Poco a poco hemos ido observando cómo los médicos se interesan más en aprender del tema, porque el cannabis, como les digo, llegó para quedarse, y tenemos que estar preparados para que los pacientes puedan recibir una recomendación informada, y porque no podemos cerrarle la puerta a un paciente para que termine comprando cannabis en internet o en el mercado negro.

¿La marihuana es milagrosa?

—El cannabis medicinal es una herramienta, no es una droga milagrosa como se le está viendo en muchos lados, en donde sí se ve una mejoría importante en pacientes, pero sabiendo que hay indicaciones y contraindicaciones, y no es para todos.

¿Quiénes la pueden usar?

—No hay un límite de edad para administrar cannabis, pueden ser desde niños hasta adultos mayores. La vía de administración puede ser oral, que es con un aceite que se coloca abajo de la lengua. La otra es inhalada, que se puede fumar en un cigarro, una pipa o un vaporizador, donde se pone la flor de cannabis y se inhala.

Ambas han sido estudiadas en seres humanos y ambas se usan en Canadá, en la práctica clínica, aunque dependiendo del paciente. Es un tratamiento individualizado, personalizado, a cada paciente se le da una dosis diferente y una administración diferente, dependiendo de los síntomas que pretendemos controlar.

El cannabis medicinal es una herramienta que se incorpora al tratamiento del paciente, pero que no pretende sustituir otros tratamientos, sino complementar los otros tratamientos (…), se complementa con los otros, se incorpora con los demás.

Comentarios