Luque: lo más difícil, convencer a la gente

Encontré una brecha de desigualdad, señala
Foto: Guillermo González
Foto: Guillermo González
27/06/2018
03:17
Víctor Polenciano
-A +A

En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, Ernesto Luque Hudson, abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Senado de la República, afirmó que en estos meses de trabajo se ha encontrado con un Querétaro de muchos contrastes, con una gran brecha de desigualdad.

Asimismo, mencionó que existe una crisis en el servicio público en el que los políticos deben trabajar para modificar esa percepción; en ello ha basado su campaña en estos 80 días. A menos de una semana para la elección, el candidato sostuvo que el primero de julio será la gran encuesta y los protagonistas serán los ciudadanos.

¿Cuál es el balance que tiene hasta el momento de su campaña?

—Yo diría que ha sido una campaña con un balance positivo en términos de que hemos hecho tres cosas principalmente, la primera hemos sido congruentes con lo que planteamos desde el primer día, acercarnos a la gente, acercarnos a las familias queretanas; en segundo lugar, nuestras propuestas han nacido de la gente, después de más de 320 kilómetros caminados durante ya 80 días, después de casi 130 comunidades recorridas y más de 7 mil personas platicando con ellas nacen las propuestas que tenemos. Estamos reivindicando el vínculo de confianza con la ciudadanía que sin duda hay una molestia generalizada, queremos abonar a creer en el servicio público.

¿Cómo percibe el interés de la gente en los políticos y de quienes los quieren representar?

—Yo diría que hemos tenido dos etapas, la primera de cuando arrancó el proceso en la parte federal ha sido de desconfianza la que yo observé y percibí, pasa cada tres años, llegan tocan la puerta y ya nunca regresaron hasta que tienen que pedir nuevamente el voto.

Ha visitado algunos municipios en varias ocasiones, ¿de qué manera ha cambiado el interés de la gente por su proyecto?

—Cuando caminas durante 80 días, todos los días, durante más de 10 horas, nosotros somos nuestros propios encuestadores y nos damos cuenta qué pasa y cómo está el ánimo de la gente. La gente se da cuenta que realmente sí estamos siendo congruentes con lo que dijimos desde el primer día hasta hoy, ya es tiempo y no lo digo con demagogia sino con hechos: el Senado de la República tiene que regresar a la gente.

¿Qué tan difícil ha sido poder llegar a los ciudadanos?

—No ha sido difícil el acceso a la gente, lo que sí ha sido difícil es el convencimiento a la gente, si estás dispuesto como político a estar consciente que eres observable y que se te va a manifestar inconformidad. La gente a lo que no está acostumbrada y que no se vale es que no regrese el político, ya se acostumbró a esa mecánica de toco la puerta, vienen cada 3 años, luego ya no regresan, no, ya tienen que cambiar las cosas. Yo creo que no ha sido difícil el contacto con la gente, lo difícil es convencerla.

En estos meses, ¿para usted ha sido una contienda limpia, sin guerra sucia?

—Yo considero que ha sido una contienda de altura, si nos vamos de adelante hacia atrás, vámonos al foro de la UAQ, fue un foro respetuoso, de contrastes, de propuestas; si nos vamos al evento Coparmex fue lo mismo; de la UVM fue igual, el del Tec de Monterrey también. Yo creo que han prevalecido las propuestas y al menos para el Senado creo que ha sido una contienda que yo lo único que he observado es que hay que tener cuidado con los excesos de campaña que son sancionables y que te inhabiliten en una elección.

¿Ernesto Luque ha padecido alguna agresión, alguna intimidación, por parte de personas o grupos?

—No, nunca, y hemos ido a la sierra varias veces y siempre estamos trasladándonos en el vehículo, pues con todos los logotipos institucionales de la campaña y nunca hemos recibido una falta de respeto, nunca nos hemos sentido amenazados, nunca hemos sentido peligro, al contrario, yo me siento seguro, tranquilo y siento que no ha habido ningún tema de esos.

¿Qué opinión le merecen sus adversarios Mauricio Kuri y Gilberto Herrera?

—Diferentes visiones de Estado, dos hombres de buena voluntad, creo que nosotros tenemos la mejor propuesta, tenemos dos cosas que ellos no tienen: carrera en el servicio público de más de 25 años y resultados en ella, necesitamos personas que sean funcionarios públicos profesionales de carrera, que conozcan de los problemas y sepan de la administración pública.

¿Ve con ellos una batalla compleja en las urnas?

El proceso electoral por sí solo es complejo porque hay una alta competitividad, esa es una realidad y hay que ser respetuosos de ello. Nosotros lo que defendemos es la propuesta, sin duda alguna, hay algo bien importante: quien decide es la gente; el patrón de la encuesta y el dueño de un proceso electoral se llama el pueblo de Querétaro, ellos lo van a decidir.

El partido que lo abandera, PRI, ha pasado por momentos complejos de aceptación, ¿de qué manera trabaja Ernesto Luque para que eso no empañe sus propuestas de trabajo y pueda ganar?

—Trabajando, en contacto con la gente, señalar y resaltar que este es un tema de personas y no nada más de partidos (…) Todos los partidos: el PRI, el PAN y los otros que haya cada uno tiene sus cosas, aquí lo que tiene que privilegiarse y permanecer es por supuesto también es la persona y que tiene que tener suficiente contacto en calle para transmitir y convencer a la gente, todos estamos en las mismas circunstancias.

¿La gente si está volteando a ver a Ernesto Luque y no al partido?

—Ahí están las encuestas

¿Cómo lo nota usted?

—Yo siento que nos están notando, que somos una persona cercana y de contacto, así lo sentimos nosotros, así lo vemos nosotros, así están las encuestas (…) La gente en Querétaro tiene una altísima cultura política, la gente sabe diferenciar muy bien en los procesos electorales, ahí está la historia.

¿Cómo ha trabajado con su compañera de fórmula?

—Muy bien, es una gran mujer, una mujer con mucha experiencia, tiene más de 46 años en la vida pública, ya fue diputada, regidora, ha sido candidata en otras ocasiones y me gusta mucho su perfil porque es una mujer a la que nadie le ha regalado nada, meritocracia pura (…), hemos trabajado muy bien, hacemos campaña juntos en los momentos precisos y ella también desplegada en todo el estado, como lo estamos haciendo nosotros.

De las expectativas que tenía antes de empezar campaña, ¿a qué realidad se ha enfrentado?

—Yo diría que como todo no fue un proceso interno fácil, teníamos que demostrar mucho, demostrar al interior de nuestro partido de qué estábamos hechos y demostrar que éramos la mejor alternativa y creo que eso lo hemos hecho, lo hemos hecho todos los días con base en resultados, cerca de los militantes, cerca del partido y creo que hemos pagado el derecho de piso.

¿Cómo están las aguas del partido, cómo va el respaldo?

—Yo diría que muy bien y a qué me refiero con esto: el cambio de dirigencia nacional con René Juárez, revitalizó mucho a la militancia, a los miembros de mi partido y prendió mucho el ambiente, se siente ese ánimo en las tres visitas que ha tenido Pepe Meade, en las encuestas con un sólido segundo lugar y yo percibo que el ánimo del PRI va para arriba.

¿Qué sorpresas se ha llevado, buenas o malas?

—Yo diría que en términos generales sí ha habido sorpresas, ha sido una campaña de contrastes. Las buenas sorpresas son el contacto con la gente y lo que aprendes de ellos y las historias de vida que escuchas. Las sorpresas que te llevas a veces no tan gratas es que puedes estar a minutos de lugares con mucha prosperidad y en muy pocos de mucha carencia, debemos cerrar más la brecha de desigualdad.

¿Qué le han dejado las campañas electorales hasta el momento?

—Me dejan muy contento. Afortunadamente y gracias a Dios no ha habido temas de violencia de otros niveles como en otros estados, no ha habido una agresión en la que haya perdido la vida un funcionario, eso creo que es muy bueno. Ha habido una libertad de expresión total, yo no he sentido que me tengo que callar nada, que eso es bien importante y tener la oportunidad de generar cambio.

¿Cuál sería su mensaje para los votantes?

—Salgan a votar con mucha fuerza, reflexión, inteligencia, que piensen mucho su voto, que se acuerden en los últimos años cómo han vivido, cómo quieren vivir y yo diría que voten por quien más les convenza, que conozcan a los candidatos. Si bien es cierto es sumamente importante los partidos porque es una plataforma ideológica, es importante que conozcan a sus candidatos, pero lo más importante es que vayan a votar.

 

 

gr

Comentarios