Sandra Kai le apuesta a más y mejor

La villana de Tres Milagros dice que las telenovelas actuales deben innovar para competir con el streaming
Sandra Kai le apuesta a más y mejor
Fotos: Cortesía / Instagram
23/04/2018
03:08
Nancy Colín
-A +A

Sandra Kai es hija del mago Chen Kai, sin embargo, asegura que nunca se dedicó a la magia por ser una profesión que vivió de cerca, que admira y respeta profundamente, en cambio, la ahora actriz confiesa que también estudió Comunicación y fotografía, misma que se ha convertido en otra de sus grandes pasiones.

Actualmente aparece en el teledrama Tres Milagros, una de las apuestas de TV Azteca para presentar una producción más a modo de serie, en donde se reflejan tres realidades, una de ellas manchada de violencia.

Sandra forma parte de la escena de la familia acomodada, en donde interpreta a Ivonne Treviño, una hermana rencorosa que juega el papel de la villana, de esto y más platicó la actriz en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro.

¿A grandes rasgos cuál ha sido tu preparación?

—En realidad fui estudiante eterna porque primero estudié Comunicación, luego me inscribí en fotografía y a la par empecé con la comedia musical, después de todo eso entré al Centro de Educación Artística (CEA) y después de trabajar por un tiempo en Televisa, esta es la primera vez que hago un proyecto con TV Azteca.

Este es un fenómeno que antes no se veía, que actores de una televisora aparecieron en la pantalla de la otra, ¿qué piensas de esto?

—A mí me encanta porque creo que como actor debes ser libre de trabajar con quien quieras y es que antes existían las exclusividades. Cuando a mí me la quitaron al principio fue como un shock y me preguntaba qué iba a hacer, pero al contrario, se te abren puertas y además surge la responsabilidad como actor de poner a prueba tu talento, además de estar trabajando y activo, y es que con la exclusividad pueden pasar meses sin trabajar pero percibiendo dinero mensualmente y permaneces sin hacer lo que realmente debes, que es buscar por todos lados, conocer, hacer proyectos diferentes.

Ha sido enriquecedor trabajar con TV Azteca porque he conocido más gente, otras formas de trabajar, me siento libre y muy feliz.

vq-fot_59468276_0.jpg

¿Antes de esta telenovela, en qué otros proyectos estuviste?

—Estuve en algunos capítulos de la seria El Chema, y en Televisa en Mujeres de negro, La sombra del pasado, Amor bravío, Quiero amarte, y en teatro en musicales como La fábrica de Santa, Anuncios personales y en Doce princesas en pugna, que hasta la fecha continúa, me gusta mucho hacer comedia.

Esta telenovela Tres Milagros es el contraste de la comedia porque tiene tintes policiacos y drama, al estilo de serie, ¿no?

—Como son tres historias en una, se retratan tres realidades diferentes y a mí me tocó el ambiente de la familia más acomodada y más a modo de telenovela sin tanta violencia, es más el relato de una hermana (Ivonne Treviño) que le baja el marido a la otra, pero me gusta mucho porque aunque no dura toda la serie, resulta un personaje importante porque es el centro de atención de la Milagros “rica”, que se entera de esta situación desde pequeña y todo gira en torno a hacerle la vida imposible, hasta que logra que Ivonne huya.

¿Cómo lograste crear el personaje de Ivonne?

—Es una villana con una historia y hasta cierto punto se entiende su postura, porque siempre quiso lo que su hermana tenía y ella no podía, entonces ese coraje que siente la lleva a actuar para buscar ser el centro de atención por lo menos una vez en la vida, y aunque quiere a su hermana, lo hace a un nivel inconsciente y para sentir que ahora ella tiene el control.

¿Cómo te sentiste con el resto del elenco?

—¡Los amo!, terminamos de grabar, yo en noviembre y los demás en enero, y en un ratito nos vamos a ir al cine. La verdad es que hicimos una gran familia, obviamente no pude convivir con todos porque eran más de 200 actores, pero tenemos un chat y todos seguimos viendo la serie.

vq-fot5_59468280.jpg

¿Entonces es más un formato de serie que de telenovela?

—Sí, son poco más de 60 capítulos y además de que es mucho más corta, hay bastante acción y balazos, rompe con el formato clásico de una telenovela, además de que el horario estelar lo permite, a las 9:30 de la noche.

TV Azteca ha vuelto a apostarle a las producciones de casa, en lugar de importar como anteriormente lo había hecho, ¿qué opinas?

—Me fascina y creo que precisamente se deben hacer cosas más apegadas a la realidad, además de que la gente ya está aburrida de ver pan con lo mismo y ahora buscan alternativas diferentes, pues la competencia es una plataforma súper fuerte en donde puedes tener acceso a cualquier serie, de todo el mundo y a la hora que se desee; entonces necesitamos subir la calidad de nuestras producciones y mientras más cosas nuevas haya, mejor.

¿Tienes ya algún proyecto a futuro?

—He hecho castings, pero ahorita no tengo aún nada confirmado en puerta, pero estoy abierta a todo; cine, televisión, series o lo que sea.

¿Tienes algún sueño profesional que te falte por cumplir?

—Me encantaría hacer cine y yo creo que si está bien escrito, cualquier papel se agradece, puede ser hasta villano o personajes más complejos donde luzcas vieja, joven, bonita o como sea, cualquiera que implique un peso actoral estaría increíble, además me encanta la comedia, pero bien hecha.

vq-fot2_59468285.jpg

¿Qué haces en tus ratos libres?

—Lo que más disfruto es pasar el tiempo con la gente que amo; ir a cenar, jugar cartas y divertirnos. Además últimamente me encanta salir porque mi novio es amante de los viajes y andamos del tingo al tango.

¿Él también es del medio?

—No, él es escritor —Gerardo Guss— y restaurantero, y estoy muy feliz porque me acaba de dar el anillo, ¡hay boda en puerta! Parece ser que en noviembre, pero aún no sabemos bien dónde.

Siendo hija del mago Chen Kai, ¿nunca te inclinaste por este arte?

—Sí tuve que aprender dos tres cositas porque es clásico que si tu papá es mago, tienes la obligación de tener un as y cartas en la mano, porque todo mundo quería que hiciera magia, pero en realidad le tengo mucho respeto porque he visto a magos que hacen las cosas mal, entonces sólo queman las ilusiones y no quisiera hacer eso, si hago algo es porque lo tengo súper controlado y en realidad es toda una profesión. Cuando veo un truco que no está bien preparado me da muchísimo coraje porque no es posible que en una presentación se eche a perder algo que por muchos años ha sido una ilusión hermosa.

Comentarios