Gerardo Romero Altamirano: “Es imposible que ocurra un fraude electoral”

Ser árbitro electoral es muy complejo, dice el presidente del Instituto Electoral del Estado de Querétaro
IEEQ, Gerardo Romero Altamirano, UNAM, Instituto Electoral del Estado de Querétaro, Credibilidad, Urnar electrónicas, Participación Ciudadana, Actores Políticos, Ciudadanos
Gerardo Romero Altamirano, presidente del Instituto Electoral del Estado de Querétaro |Foto: Luis Sánchez|
13/11/2017
04:11
Francisco Flores
-A +A

En Querétaro, las elecciones son transparentes, legítimas, limpias y muy vigiladas, lo que hace imposible que se pueda presentar un fraude electoral, aseguró el presidente del Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ), Gerardo Romero Altamirano.

Entrevistado por EL UNIVERSAL Querétaro, reconoció que ser árbitro electoral es una responsabilidad “muy compleja”, que disminuye para el IEEQ en la medida que se genere equidad y consistencia con todos los participantes.

Destacó que estudios realizados por la UNAM colocan al IEEQ como los de mayor credibilidad del país, además de que en la siguiente elección constitucional, a celebrarse el 1 de julio de 2018, no se presentarán los errores que se cometieron durante la emisión de resultados del pasado plebiscito de El Marqués, debido a que en esta ocasión no se utilizarán urnas electrónicas, como si sucedió en aquel ejercicio de participación ciudadana, donde dichas herramientas generaron confusión en el conteo.

¿Qué tan difícil es ser árbitro electoral en contiendas donde hay muchas descalificaciones de parte de los participantes?

—Siempre será complejo ser árbitro, pero mientras nos apeguemos a los principios del quehacer electoral, a la independencia, imparcialidad, legalidad, certeza y objetividad, siempre estaremos en una posición cómoda con respecto a las posibles críticas que se pudieran dar. Nuestro objetivo es medir con la misma vara a todos los participantes del proceso electoral y también generar equidad en la contienda. Esta dificultad de ser árbitro se ve disminuida por la consistencia de las decisiones.

¿Cómo valoran la credibilidad del IEEQ los ciudadanos y actores políticos?

—En base a los estudios que tenemos, en específico uno del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el IEEQ sale posicionado como el segundo mejor órgano electoral en materia de imparcialidad. Eso indica que hacemos bien nuestro trabajo y nuestro reto es seguir así, debido a que la credibilidad se gana todos los días.

¿Qué falló en la organización del plebiscito que hubo en El Marqués?

—El plebiscito es un procedimiento novedoso en el caso de Querétaro, debido a que fue la primera vez que se utilizó esta herramienta de participación ciudadana en la democracia directa. Una de las tareas de este ejercicio no tuvo el desempeño adecuado, debido a que circuló una hoja con datos que no era el pronunciamiento oficial del Consejo General del IEEQ, y cuando nosotros detectamos esa parte de inmediato lo hicimos del conocimiento de los medios de comunicación y de los integrantes del Consejo General donde participan todos los partidos políticos en el plebiscito. Abrimos una por una todas las urnas, se vaciaron todos los testigos de voto de los marquesinos y al final llegamos al resultado que la gente debía conocer, además lo importante es que no fue impugnado.

¿Se corre el riesgo de que en la elección constitucional pase lo mismo que en el plebiscito?

—En una elección constitucional no utilizamos urnas electrónicas como fue en el caso del plebiscito, las urnas electrónicas fueron parte del asunto que derivó con esa hoja que circuló con resultados que no eran oficiales.

En el caso de las elecciones ordinarias y extraordinarias constitucionales, nosotros utilizamos diferentes mecanismos de absoluta certeza. Es evidente que el sistema electoral mexicano es de los más robustos del mundo, tenemos diversos mecanismos para asegurar que cada persona pueda conocer los resultados de su casilla, que pueda ver el acta de cada una de ellas llenada y firmadas a mano por sus vecinos. El PREP es uno de los orgullos del IEEQ, siempre ha dado resultados muy precisos.

¿Se puede presentar un fraude electoral en Querétaro?

—Absolutamente no, las elecciones en nuestro país y en nuestro estado son legítimas. No basta a que se atengan en mi palabra considerando que todo es totalmente transparente. Desde el momento que una persona emite su voto en nuestras urnas, todo el procedimiento está sumamente vigilado por 11 representantes de partidos políticos con intereses diversos y por diferentes ciudadanos que integran la Mesa Directiva de Casilla. Todo el procedimiento es absolutamente auditable desde que se emiten los votos hasta que se hacen las sesiones de computo. Somos una de las instituciones más vigiladas. Además, tenemos órganos jurisdiccionales que revisan nuestras decisiones y que pueden volver a contar nuestros votos, al igual que pueden desechar o confirmar algunas de las decisiones que tomó el IEEQ.

Las elecciones, desde el punto de vista del órgano electoral, son absolutamente transparentes, legítimas y limpias.

¿Cómo sortean en el IEEQ las presiones de todos los partidos y del gobierno?

Nosotros tenemos un trabajo autónomo y los diferentes gobiernos han sido respetuosos con este órgano electoral.

En la próxima elección tendremos reelecciones en ayuntamientos y diputaciones locales. ¿Cuál es el proceso que se tendrá? ¿Deberán dejar sus cargos los funcionarios que aspiren a la reelección?

—La ley dice que los diputados y los regidores no tienen la obligación de dejar sus cargos, salvo en aquellos regidores que aspiren a contender para ser alcaldes, ellos deberán dejar sus puestos con 90 días de anticipación al día de la jornada electoral. También puede existir el caso de que los partidos políticos a los que pertenecen señalen plazos mayores a los deberán separarse de sus cargos.

¿Quienes aspiran a reelegirse como alcalde deberán dejar también el cargo?

—Si, también deberán separarse como mínimo 90 días antes del día de la elección.

En cuestión de paridad de género para la designación de candidaturas ¿Qué dice la reforma electoral recién aprobada?

—Decidimos tomar varias medidas afirmativas que tienen como propósito permitir el acceso real de las mujeres a las posiciones de poder político mediante las candidaturas. A los partidos, con la nueva ley, les pedimos que sus postulaciones como es el caso de las diputaciones y ayuntamientos fueran igualitarias.

Como medida afirmativa, cada uno de los partidos que hay en Querétaro tendrá que postular para las 15 diputaciones a ocho mujeres y siete hombres, esto es la mitad más uno para las mujeres. Además, sus listas de representación proporcional deberán ir alternadas, hombre-mujer. Los Ayuntamientos también deberán ir alternados, es decir, nueve fórmulas encabezadas por un hombre y las restantes nueve por una mujer. Y en las fórmulas para ayuntamiento, la mitad de los regidores serán hombres y la otra mitad mujeres.

Comentarios