Se encuentra usted aquí

Lorena Velázquez, una arpía más

La actriz habló sobre esta obra, la evolución de las grandes producciones y sus momentos más icónicos en la pantalla grande
Lorena Velázquez, una arpía más
Como parte del elenco de la puesta en escena Arpías, la actriz dijo que aunque ella prefiere ser “arpía”, en esta ocasión le tocó ser generosa. / FOTO: ARCHIVO. EL UNIVERSAL
11/04/2018
02:49
Redacción Querétaro
-A +A

La actriz Lorena Velázquez que inició su carrera como actriz en la década de los 50 y vivió una parte de la Época de Oro del cine mexicano, destacó el resurgimiento de los grandes directores nacionales, así como la forma en la que ha evolucionado el hacer cine y televisión.

Como parte del elenco de la puesta en escena Arpías, la actriz dijo que aunque ella prefiere ser “arpía”, en esta ocasión le tocó ser más mona y generosa, aunque con un tono pícaro, confesó que también tiene sus “pecadillos”.

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL Querétaro, la actriz habló sobre esta obra, la evolución de las grandes producciones y sus momentos más icónicos en la pantalla grande.

¿Cómo llegó este proyecto de las Arpías?

—Me habló el productor —Benny Ibarra, papá— y dijo que si me gustaría hacer un papel en esta obra; yo ya la conocía y encantada de la vida le dije que sí, porque me gustó la trama, el director, el reparto y sobre todo seguir trabajando con este guión que está lleno de mensaje, de buen decir y comedia, porque además te diviertes mucho, es como encontrarte con un grano de oro. Cuando hemos ido a Estados Unidos, los mexicanos de ahí se vuelven locos, les encanta ver a todo el grupo con una puesta en escena tan buena, hemos tenido mucho éxito y ya vamos a cumplir cuatro meses de gira.

¿Cómo ha sido la convivencia con sus compañeras?

—Muy buena con todas, yo a mi edad ya tengo una filosofía, que es que la felicidad la llevas en ti y si te portas bien y eres generosa con la gente, todo se te regresa.

Usted ha vivido muchas etapas en la historia del cine y la televisión. Actualmente con las producciones en streaming, la forma de producir ha evolucionado, ¿cómo percibe este cambio?

—Es una maravilla, todo lo nuevo es impresionante, antes para hacer películas de época tenían que llamar a mil extras para una batalla, ahora sólo llamas a 10 y reproduces mil, o sea que la tecnología está a todo lo que da, como todo.

¿Qué considera que debería recuperarse de los tiempos clásicos?

—Creo que ahora están abusando del sexo y la violencia, deberían hacer cine diciéndole al público que hay ciertas reglas, pero lo que sucede es que actualmente hay tanta violencia, que tienen que hacerla realidad en pantalla.

¿Cuál considera que ha sido la mejor época del cine nacional?

—Pues a nosotros nos tocó la colita de la Época de Oro del cine mexicano, pero ahorita los mexicanos realmente están arrasando como González Iñárritu, Guillermo del Toro y el Chivo Lubezki, hay mucho mexicano triunfando en Hollywood, está muy fuerte.

¿Cuáles han sido sus papeles más icónicos?

—Todos, pero lo que más me gustó fue una película que hice con Alberto Vázquez, Enrique Guzmán, César Mosca, así le decíamos a César Costa, que fue Caín, Abel y el otro. También hice una que se filmó en Italia y España, que se llamó el Rapto de las Sabinas, que habla sobre la fundación de Roma, retrata cuando los romanos eran una tribu nómada y deciden fundar una ciudad y la amurallan, pero no tienen mujeres para hacer familia, por lo que deciden raptar a las Sabinas.

¿Cuál ha sido la clave del éxito para tener una carrera tan prolífica?

—Estudié desde chiquita, tuve un papá que fue director de televisión, cine y teatro, entonces él nos guiaba, pero nosotros respondíamos, estudiábamos ballet y en Bellas Artes, somos gente de carrera.

¿Hay algún sueño que aún le falte por cumplir?

—Pues a ver si me vuelvo a casar (risas).

Comentarios