Gilberto Herrera priorizará respeto con gobernador

No se encarta ni se descarta para gubernatura
Compartir
Gilberto Herrera priorizará respeto con gobernador
Educación y salud serán ejes de su trabajo
10/07/2018
06:07
Francisco Flores
-A +A

Tras señalar que no se encarta pero tampoco se descarta para buscar la gubernatura de Querétaro en el 2021, el senador electo Gilberto Herrera Ruiz puntualizo que se debe elevar la cultura política de los queretanos para evitar que los aspirantes más importantes a esta posición provengan de la cámara alta.

“Debemos elevar nuestra cultura política para que este cargo [gobernador] se logre, no por títulos nobiliarios, sino que sea por trabajo”, dijo Herrera Ruiz en referencia a que cuatro de los últimos seis gobernadores de Querétaro han salido del Senado: Mariano Palacios, Enrique Burgos, José Calzada y Francisco Domínguez.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Herrera Ruiz, quien a principios de este año dejó la rectoría de la UAQ, y actualmente fue electo como senador bajo el cobijo de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), dijo que tendrá una relación de colaboración y respeto con el gobernador panista Francisco Domínguez Servién, con quien, recordó, en el pasado tuvo diferencias por asuntos presupuestales con la universidad.

“Será una relación de colaboración, si los dos coincidimos en buscar lo mejor para Querétaro, el gobernador contará con un excelente aliado. Las diferencias que tuve con él cuando era rector de la UAQ, fue por un tema de presupuesto, pero jamás por asuntos personales”, puntualizó Herrera.

Tu proyecto de vida profesional ha estado en la academia, ocupaste en dos periodos la rectoría de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) ¿En algún momento llegó a pasar por tu cabeza la idea de ser senador?

—Definitivamente senador no, pero al final de cuentas en la universidad se conciben las soluciones a los problemas que tiene este país. Se proponen soluciones, aunque en muchas ocasiones los políticos no oyen, por lo que en muchas ocasiones queda el tema en la parte propositiva. Por eso es que nos vimos obligados a salir y buscar soluciones a los problemas que se tienen.

Conoces el tema educativo por haber sido rector de la UAQ. ¿Tu principal bandera en la agenda legislativa será la educación?

—Es una de ellas. Nuestro objetivo es ver cómo podemos potencializar la educación pública, pero también debemos de ver a la educación como un motor de desarrollo del país. Se deben buscar esquemas que permitan a cualquier familia que aunque no tenga dinero sí pueda darle educación a sus hijos, y la educación pública puede llenar ese aspecto.

La salud es otro tema prioritario, al igual que el rubro de la alimentación. Educación, salud y alimentación fueron los tres temas fundamentales de la campaña que hicimos como candidatos para el Senado. Son tres ejes a los cuales cualquier mexicano debe tener acceso.

¿Cuál es tu opinión sobre el anuncio de Andrés Manuel López Obrador de cancelar la reforma educativa?

—Esa palabra de dar marcha atrás es como regresar al pasado, y no es así, simplemente que la reforma, a dos años de su implementación, no ha logrado que mejore la educación en el país. Por eso debemos de buscar una nueva reforma. Eso es cambiar, aunque también se deberán mantener algunas cosas.

Un aspecto que se tiene de esa reforma educativa es que el presupuesto a la educación disminuyó, de tal manera que yo no entiendo una reforma que busque mejorar la educación con un menor presupuesto, lo mismo sucede en las universidades. Entonces se necesita un mayor presupuesto. Por eso yo veo como positivo que se dé marcha atrás a esta reforma que impulsó el gobierno actual.

¿Querétaro tuvo algún resultado positivo con esta llamada reforma educativa?

—No lo vi en la UAQ, donde nos recortaron los presupuestos, y gracias a sus recursos propios la universidad tuvo la opción de aminorar este problema, pero al final ese recorte presupuestal nos llevó a tener una falta de crecimiento. La política de ellos (en el actual gobierno federal) fue la de reducir el presupuesto.

La coalición de Morena, PT y PES ganó en Querétaro varias posiciones, pero la más importante es la tuya que irás al Senado. ¿Cómo ves que desde el Senado han salido varios gobernadores de Querétaro?

—Así ha sido la tradición, y eso ha sido parte de la cultura política. Yo pienso que los candidatos a gobernador deben de salir de las bases del trabajo. Si el Senado es un espacio donde puede haber mucho trabajo, y por lo tanto proyectarse para una siguiente responsabilidad debe ser bienvenido, pero eso no quita que también un profesor universitario o de primaria pueda aspirar a lo mismo, eso es lo que el país debe de ir cambiando en ese sentido.

Ya no podemos estar en esa cultura de la figura política de que si tienes un sello de diputado o senador seamos los únicos que podemos aspirar, sino que debemos de construir un país en donde cualquier persona, que lo avale su trabajo, pueda llegar (a ser gobernador).

El Senado te da una visión nacional, pero eso no la hace una solución para poder resolver los grandes problemas que tiene el estado. Gilberto Herrera va a ser senador, y entonces ya se le coloca en automático en la carrera por la gubernatura para 2021. ¿Qué opinas?

—Agradezco la visión, pero reiteró que el próximo gobernador deberá salir por una trayectoria de trabajo, no por haber sido senador, eso es fundamental, ya debemos lograr eso los queretanos, ser un ejemplo a nivel nacional, debemos elevar nuestra cultura política para que este cargo se logre no por títulos nobiliarios sino que sea por trabajo.

¿Eso indica que no te encartas pero también no te descartas para buscar la gubernatura?

—Exacto. Si uno va ser candidato será producto del trabajo que uno ha realizado, pero no por haber sido senador.

Tu carrera política se parece a la que en algún momento tuvo Mariano Palacios Alcocer, quien fue rector de la UAQ, senador y después gobernador de Querétaro ¿Va a seguir el mismo camino?

—No lo sigo, las circunstancias me han llevado así, y yo esperaría que también nuestros siguientes rectores tengan un gran desempeño en la universidad para que se les permita después seguir contribuyendo al crecimiento del estado al ocupar otros espacios, no por la ambición de poder, sino por la capacidad de trabajo y de resolver problemas. Ese es el gran reto que ahora tengo como ex rector de la UAQ, para demostrar que toda la capacidad académica que se adquiere en la universidad sirve para algo en este país.

En tu última etapa como rector de la UAQ tuviste una relación difícil con el gobernador Francisco Domínguez por el tema presupuestal. ¿Ahora desde tu posición que tendrás como senador, cómo será esa relación con el gobernador de Querétaro, que además milita en un partido diferente?

—Será una relación de colaboración. Si los dos coincidimos en buscar lo mejor para Querétaro, el gobernador contará con un excelente aliado. Las diferencias que tuve con él cuando era rector de la UAQ, fue por un tema de presupuesto, pero jamás por asuntos personales, fue la visión de alguna manera que nosotros pugnábamos. Una diferencia fue por una promesa que se hizo y yo solicite que se cumpliera, a fin de terminar con la demagogia de los políticos que prometen y no cumplen. Por eso creo que la universidad no sólo le puede exigir a él (Francisco Domínguez) sino también a todos los políticos para que cumplan sus promesas de campaña.

En conclusión era una diferencia de presupuesto, pero jamás personal, y ahora que ya estamos en otro espacio mi posición será la de colaborar siempre en todo lo que sea mejorar para Querétaro, y yo creo que coincidiremos en ese sentido con el gobernador.

¿Ya recibiste alguna llamada del gobernador ahora que eres senador electo?

—No, ninguna, pero de mi parte va a contar con un gran colaborador.

Gilberto Herrera rompió en la elección pasada con un bipartidismo en Querétaro que se tenía desde 1994, debido a que el PAN y PRI habían sido quienes tenían la representación en el Senado. ¿Esto representa un reto?

—No es Gilberto Herrera, muchos queretanos llegamos a un partido que se llama Morena con la idea de que hubiese una mayor riqueza política, para que la gente ya no fuera con el PAN o el PRI. Yo creo que con la introducción de tres partidos enriquece la vida política del estado. El logro de la senaduría es por el hecho de que muchos queretanos tuvieron a bien impulsar a Morena como partido, y eso sin duda va enriquecer más la vida democrática del estado.

Gilberto Herrera es vecino de Mauricio Kuri, las casas de ambos están en la misma calle, los inmuebles están enfrente uno del otro en Colinas del Bosque Tercera Sección, en Corregidora. De esa colonia es posible que salga el siguiente gobernador de Querétaro. ¿Qué opinas?

—En una calle no se resuelve quien será el próximo gobernador de Querétaro, sino que eso se hace en un estado completo. El siguiente gobernador no necesariamente debe de salir de los senadores, sino que salga del trabajo de la gente. Yo creo que cualquier queretano puedo ser gobernador, pero también cualquier queretano debe intentarlo, sin importar si es no senador.

¿Cómo es la relación con tu vecino Mauricio Kuri, quien será también tu compañero en el Senado?

Siempre ha sido una relación cordial y amistosa.

¿Morena tiene para crecer más en Querétaro?

—Sí, creo que tiene que hacerlo, es una gran responsabilidad debido a que la gente está confiando, y ahora que ya estará en el gobierno (federal) se debe demostrar que fue una muy buena opción política.

¿Qué reto tiene Morena en lo inmediato para no caer en las crisis en las que se encuentran actualmente el PAN y PRI?

—Morena, con sus candidatos ganadores deben de cumplir con lo que prometieron. Tenemos que acabar con la demagogia, por eso se debe de trabajar fuertemente en lo que se prometió, a fin de que le generen confianza a la ciudadanía, y eso se logra cuando cumplan con sus promesas que hicieron durante la campaña.

¿Hubo algunos momentos difíciles en la campaña?

—No, todos fueron momentos gratos, debido a que toda la gente nos recibía con calidez, pero también con la crítica y con una propuesta, por eso creo que tenemos un estado rico en su gente, que nos pone como un ejemplo a nivel nacional.

¿La anécdota que más recuerdas de la campaña?

La gente que a veces no tenía educación pero que mostraba una gran sabiduría, yo siempre me voy a quedar con ello, de que no se necesita tener títulos universitarios o profesionales para tener una gran sabiduría de lo que es la vida.

¿Por lo intenso de una campaña, donde se compiten con muchos candidatos, en algún momento se llegó a pensar que no se alcanzaría el objetivo de llegar al Senado?

—Nosotros trabajamos también con la idea de que podíamos perder, y de que no se vale lanzarse solamente cuando se tiene la certeza de ganar, incluso perdiendo, pero perdiendo haciendo una campaña con dignidad se gana.

¿Qué le dices a quien fue tu compañera de fórmula, Celia Maya, que no le alcanzó a ella para alcanzar un lugar en el Senado de la República?

—Es una lástima que no logró un espacio en el Senado, debido a que fue una excelente candidata, pero también es una excelente activista social y magistrada, pierde mucho el Senado al no contar con ella, pero estoy seguro que habrá otras trincheras donde seguramente estará ella para aportar a Querétaro.

¿Ya platicaste con Andrés Manuel López Obrador después de que se conocieron los resultados electorales? ¿Qué te dijo?

—Si, él siempre tiene una gran cercanía con toda la gente. Él me dijo que por haber sido electos tenemos una gran responsabilidad, debido a que la gente votó por un cambio y ahora espera un país mejor, por lo tanto el triunfo no es haber ganado sino cumplir con la expectativa que hizo con nosotros.

Compartir

Comentarios