“La UTEQ, líder en la vinculación productiva”: José Carlos Arredondo

Rector señala que se trabaja en certificación de programas; priorizan fortalecimiento de la plantilla de profesores, dice.
José Carlos Arredondo Velázquez, UTEQ, institución educativa, vinculación,
Arredondo considera que se han alcanzado resultados positivos (RICARDO LUGO . EL UNIVERSAL)
08/05/2017
02:38
Lourdes Durán
-A +A

En octubre de 2015 José Carlos Arredondo Velázquez llegó a la rectoría de la Universidad Tecnológica de Querétaro (UTEQ) y se encontró, a decir de él, con una universidad consolidada.

Señala que en este punto la institución educativa mostraba una vinculación del más alto nivel educativo, particularmente en lo que a técnicos universitarios se refiere; no obstante, a nivel de ingeniería, desarrollo tecnológico e investigación, se enfrentaban importantes retos.

Al hacer un balance de su gestión al frente de la UTEQ, Arredondo considera que se han alcanzado resultados positivos en diversos rubros y afirma que aún quedan por encarar grandes desafíos.

Tener un mayor impacto en el entorno social, mantener el liderazgo de la universidad en cuanto a vinculación educativa y seguir siendo la respuesta a un sector cada vez más grande de estudiantes son algunos de ellos.

¿Con qué se encontró cuando llegó a la UTEQ?

Lo primero que encontré fue una universidad, desde el punto de vista de los técnicos superiores universitarios, consolidada. Me encontré a la universidad fiel a su modelo original, con programas de calidad en TSU [Técnico Superior Universitario] y con una plantilla docente vinculada muy fuerte al sector productivo. Hoy con mucha facilidad las empresas aceptan a nuestros estudiantes. La vinculación que se ha venido dando ha sido muy acertada.

En el caso de las ingenierías la institución se encuentra en vías de consolidación. En este caso hay algunos programas educativos que van muy avanzados, pero me parece que el esfuerzo en este sentido está en vías de fortalecerse, lo mismo que el desarrollo tecnológico e investigación.

Además encontramos una universidad tecnológica que impacta al interior de sus estudiantes, pero todavía vemos mucha área de oportunidad en la interacción e impacto en el entorno del área de influencia. No hay que perder de vista que la universidad está enclavada en un polo de desarrollo muy importante del municipio de Querétaro. Considero que la universidad debe impactar más en el entorno social.

¿Cuál considera que ha sido el acierto de la UTEQ para alcanzar esta vinculación?

—La ecuación es muy simple y se aplica a nivel mundial. Si diseñas un programa educativo, simple y sencillamente que obedezca a una necesidad. Si hoy en el mercado se necesitan mecatrónicos, haces bien en aperturar un programa educativo en la materia. No podemos entender que haya un programa educativo que no esté obedeciendo a una necesidad que tengan empresas con las cuales está vinculada una universidad como la UTEQ.

Con la parte de TSU ya consolidada, ¿qué viene en cuestión de las ingenierías que se imparten?

—Estamos generando las condiciones para que todos los programas educativos de las líneas de ingeniería se acrediten. Lo más importante que se va a requerir en esta acreditación es el fortalecimiento de nuestra plantilla docente. Vamos a tener que hacer un ejercicio de diagnóstico para reorientar las capacidades de nuestros docentes, de acuerdo con cada uno de los programas educativos. Dos, inyectar nuevos tiempos completos en los programas educativos que así lo requieran.

Para que un programa educativo sea de calidad se necesita tener un mayor número de profesores de tiempo completo involucrados con los alumnos; se requiere que haya satisfacción de los alumnos; se necesita evidencia de que las empresas están contratando a nuestros alumnos, y que las empresas estén satisfechas.

En el caso del fortalecimiento del profesorado se requiere que nuestros maestros de tiempo completo cumplan con cierto perfil; se requiere que haya líneas de investigación pertinente, sobre todo que ya se esté haciendo investigación.

En estos momentos se acaba de terminar una evaluación de nuestros programas educativos y hay algunos muy importantes como el de industrial, el de tecnologías de información y algunos económico-administrativos.

Sin embargo, los que presentan mayor área de oportunidad, porque son los más recientes, son los que están relacionados con los temas ambientales.

Una de las cosas que buscamos es que los programas que tienen que ver con el medio ambiente se fortalezcan.

¿Qué tanto crece la demanda de espacios en la universidad?

—Es sostenida, el crecimiento en la demanda, no sólo en la universidad, sino a nivel estatal, va a ser sujeto en los siguientes 15 años por el asunto de la curva poblacional. Después se va a estabilizar, pero no hay que perder de vista que Querétaro es un polo de atracción muy importante.

A año y medio de llegar a la UTEQ, ¿cuáles han sido los principales logros alcanzados en este periodo?

—Me parece que la universidad tecnológica vuelve a tener una fuerte presencia a nivel nacional. Es algo que hemos reformulado a través de la participación activa en las comisiones de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). No hay que perder de vista que esta asosiación es el consorcio de universidades más importante del país. En la UTEQ hemos hecho un nuevo esfuerzo de coordinación a nivel nacional, a tal grado de que nos han depositado ya varias confianzas en ese sentido.

Por ejemplo, nos están confiando la administración del Programa MEXPROTEC, a nivel nacional. No sólo tenemos dos años siendo sede de la selección de los estudiantes que van de México a Francia, sino que se nos ha pedido que coordinemos todo el proyecto a nivel nacional. Ha sido una confianza muy grande, porque la universidad tecnológica se convierte en el líder de la vinculación a nivel internacional en este proyecto.

En otro sentido, traemos un plan que se está convirtiendo en el líder de las universidades tecnológicas, el cual consiste en la implantación de la industria 4.0. Se está haciendo en colaboración con la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), pero además de eso se van a incorporar una serie de actores del más alto nivel. Estoy hablando de las Secretarías de Economía, de Desarrollo Sustentable del estado, y empresas como Intel, Siemens y Dell.

Asimismo, se va a configurar aquí un centro de innovación y creatividad con el tema de la industria 4.0. Este proyecto ya lo presentamos a nivel nacional con nuestro coordinador, y él ha querido que la universidad tecnológica se convierta en el líder del impulso del tema a nivel nacional. Incluso el plan ya fue presentado al subsecretario de Educación a nivel nacional, y le resultó muy interesante.

Tras presentarle este proyecto, el secretario de Educación quiere venir en mayo o junio, y que invitemos a las universidades que tienen qué ver con estados industrializados en donde hay universidades tecnológicas.

Queremos hacer aquí una gran reunión, que vengan a conocer el proyecto y se convierta en punta de lanza para impulsar el tema de la industria 4.0 a nivel nacional.

En cuanto a la presencia a nivel local, la casa de estudios se ha convertido en un fuerte protagonista. Somos sede de la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior (COEPES) y estamos coordinando a todas las universidades del estado, en la comisión hacemos proyectos especiales.

Uno, es que conformamos equipos para la evaluación de los nuevos programas educativos que se establecen en el estado, estamos liderando todos los estudios especiales que se hacen.

Otro aspecto importante que está tomando el centro de estudios, a nivel estatal, es que es la segunda universidad con mayor matrícula, después de la autónoma de Querétaro.

Hoy tenemos 6 mil 400 alumnos; estamos captando 10% de los estudiantes que egresan de los bachilleratos. Ese es un posicionamiento que se ha estado dando y que queremos difundir con más fuerza.

El otro logro en un año y medio es la interacción que estamos haciendo con el entorno. Nos hemos estado reuniendo con algunos personajes y queremos hacer una gran alianza para impactar nuestro entorno de la comunidad.

Con el municipio ya hemos estado participando en algunas actividades de beneficencia social, pero a mí me parece que el proyecto más importante es que convencimos al presidente municipal para que construyera un centro comunitario adentro de la universidad. Estamos hablando de que en coordinación con el municipio, la universidad empezará a participar socialmente con gente del entorno.

Se tiene que buscar que las universidades impacten su entorno. Todavía estamos en una franja de pobreza, y no puede ser posible que alrededor de una institución académica haya pobreza, cuando lo que se propicia es sinergia y riqueza.

¿Qué hay del entorno interno?

—Empezar a involucrar a los padres de familia es algo de lo cual nos sentimos muy orgullosos; queremos hacer una alianza con los padres de familia, la sociedad lo necesita, no porque los hijos tengan mayoría de edad la familia se van a salir de sus casas.

Por ello, hemos invitado a sus papás a un curso de inducción, cuando va a ingresar el estudiante vienen los papás y les enseñamos qué es la universidad y lo que hacemos en ella. Les mostramos las instalaciones y los talleres, de tal manera que las familias se sientan seguras y también orgullosas de la casa de estudios.

Estamos haciendo una muy importante labor de desarrollo humano con nuestros estudiantes, no lo podría mencionar como un éxito, pero vamos en la línea de que no sólo se tienen que preparar técnicamente.

Hay aspectos del desarrollo de su personalidad que también son muy importantes. Uno de ellos, es el idioma, éste es fundamental, y si el alumno no cuenta con cierto nivel de idioma inglés se le cierran posibilidades. Ahorita ya estamos promoviendo también el idioma francés.

Toda la línea de desarrollo humano también la estamos impulsando con ayuda de los tutores. Nosotros queremos reformular este concepto, y primero que nada queremos certificar a nuestros guías. Por lo cual será la primera universidad que tenga a tutores certificados.

También vamos a transformar nuestra incubadora de empresas. Hoy tenemos un reconocimiento de parte de Inadem y de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, pero estamos transformando el modelo para llevarlo a uno de la línea startup, que es lo más novedoso. Esto va a ser algo que a corto tiempo nos va a posicionar no sólo en el entorno estatal, sino también en el entorno nacional.

En términos generales, podemos hablar de una universidad que se mueve, que ha sido protagonista y de la cual debemos estar muy orgullosos.

¿Cómo concibe a la educación?

—Estoy convencido de que la educación es el factor número uno de desarrollo de cualquier país. Me parece que si queremos que una nación se desarrolle debemos de tener una buena educación en todos los niveles. La enseñanza incide en lo más importante que tiene un país, que son las personas. Esto, unido a la triple hélice, puede generar un círculo virtuoso que se traduce en el éxito de un estado como Querétaro.

La educación es también el instrumento que tiene el ser humano desde la niñez para generar condiciones de felicidad. En la medida en la cual la gente estudie y se prepare va a conocer la verdad, si conoces la verdad eres libre, si eres libre eres feliz. Considero que en México tenemos que consolidar nuestros códigos educativos para hacer un mejor país.

A 25 años de la fundación de la UTEQ, ¿a dónde va el proyecto?

—Quisiera pensar que a 25 años vamos a hacer el corte, a de tener claridad hacia dónde vamos. En este caso, a seguir siendo la respuesta de un sector muy importante de estudiantes, pero ¿cuál sería nuestra aspiración? Ser el número uno en la preferencia de jóvenes que quieran cursar una carrera de corte tecnológico.

Tenemos que ser el número uno en vinculación en el estado, que las empresas piensen en establecer alguna alianza con una universidad, en la primera que piensen sea en la UTEQ. Aspiramos a que nuestra comunidad educativa se sienta ampliamente orgullosa e identificada con nuestro modelo y nuestros objetivos.

Comentarios